Siete lecciones de diseño que podemos rescatar de la naturaleza

No hay que ir muy lejos para poder tener grandes ideas de diseño, solo basta con ir a nuestro jardín o al parque más cercano

Siete lecciones de diseño que podemos rescatar de la naturaleza

Inspírate en la naturaleza para decorar tus ambientes. (Foto: Getty Images)

Cuando buscamos inspiración para decorar una casa solemos recurrir a libros o a internet para tener imágenes que podamos seguir. Sin embargo, solo abriendo nuestra ventana podemos tener una fuente infinita de ideas que nos ofrece la naturaleza.

Colores, texturas, movimientos y sensaciones son algunas cosas que ella nos ofrece y que, según los elementos que usemos en nuestros espacios, podemos reproducir creando un impacto en nuestros invitados.

Estas son algunas de las lecciones que la naturaleza nos enseña para diseñar:

1.Juega con paletas de colores inspiradas en las estaciones

A lo largo del año, el clima va cambiando y también los colores predominantes en la naturaleza. Una idea para renovar tu espacio es usar estas paletas de colores como una de tonos grises y azules para recordar el invierno o de colores más cálidos que se inspire en el verano.

2. Refleja el movimiento

Si miras por la ventana notarás que algo en la naturaleza siempre está en movimiento como las alas de las aves o las hojas cuando sopla el viento. Al incorporarlo en tu casa, las habitaciones se verán más llenas de vida y atraerán miradas. Puedes lograrlo instalando cortinas más largas, colgando lámparas y otros detalles del techo o también de las paredes.

3. Hay más de un tono de cada color

En la naturaleza no hay nada que sea de un único color. Las flores van variando de tonalidades, las hojas de los árboles combinan varios tonos de verde y lo mismo puedes hacer en tus espacios. Atrévete a combinar varias tonalidades de color en tus paredes para lograr un efecto interesante.

4. Sé creativo con las formas

La naturaleza está llena de formas diferentes combinadas de tal forma que llegan a complementarse. Lo mismo debemos lograr en una habitación con las piezas que vayamos a incorporar. La idea es crear una armonía dentro de los espacios pero sin que resulte nada exagerado.

5. No temas en usar el color

Hay personas que prefieren mantener el color de sus paredes o muebles muy simples para no perder la elegancia o que se acoplen bien con el resto de elementos. En la naturaleza hay decenas de colores y diseños en los cuales puedes inspirarte y tomar el riesgo de incorporarlos a tu casa como en paredes, cojines, cortinas, etc.

6. No olvides las texturas

Otro elemento importante de la naturaleza además del color es la textura. Cada una de ellas transmite una sensación cuando las percibimos y eso es lo que hay que lograr también al decorar en casa. Junta alfombras suaves con mesas de madera más ásperas, cojines de terciopelo, etc.

7. Busca sensaciones

Al igual que un día soleado nos genera un sentimiento diferente a un día lluvioso, hay que lograr que nuestra decoración tenga el mismo efecto. Los colores cálidos hacen sentir bienvenidos a los invitados al igual que algunos patrones de estampado. También debes tener en cuenta el lugar donde estás para elegir los materiales como madera para una casa en el campo o detalles marinos si decoras una casa de playa.


Tags relacionados

decoración

naturaleza