¿Te aburrió una habitación? Dale una nueva vida con estos tips

No es necesario hacer grandes transformaciones para cambiarle de estilo a un espacio. Solo hace falta mucha creatividad

¿Te aburrió una habitación? Dale una nueva vida con estos tips

Añadir unas plantas o cojines coloridos es una forma fácil de revitalizar un espacio. (Foto: Laura U, Inc / houzz.com)

Las personas solemos aburrirnos rápido de las cosas, especialmente si las vemos todos los días. Eso es algo que puede pasar con algún espacio de nuestra casa pues sentimos que el color, los muebles, los cuadros u otros detalles ya no son de nuestro total agrado.

No es que el cuarto ya no nos guste, es solo que ahora lo vemos plano y sin vida. Con solo añadir o restar algunas cosas, podemos devolverle su brillo original que tanto encantó la primera vez que lo decoramos. Estos son cinco pasos que puedes seguir.

1. Renueva

No es necesario comprar nuevas cosas para que el cuarto se vea nuevo. Puedes reutilizar tus mismos objetos pero transformándolos. Por ejemplo ponle una nueva funda a los cojines, manda a retapizar una silla, pinta un mueble, etc. De esa forma parecerá que tienes una nueva decoración pero sin gastar mucho.

2. Elimina

En todo cuarto hay algunas cosas que simplemente están de más como sillas que no usamos, adornos que no combinan o espacios vacíos. Una forma de cambiarle la cara a un lugar es retirar todas esas cosas para que el ambiente no se vea tan recargado. Con eliminar también se puede entender sacar todo ese polvo y suciedad escondida en los rincones para que no solo se vea bien el cuarto sino sea más saludable.

3. Pinta

Un cambio más radical es cambiar el color de las paredes. Es una buena forma de modernizar un espacio pues te permite añadir los colores que están de moda y darle un toque personal con algún detalle especial. Si no quieres pintar todo, basta con cambiar de color la moldura de las puertas o de las ventanas o los zócalos.

4. Mueve

Intentar acomodar los muebles en una nueva posición también es de mucha ayuda para darle un aspecto nuevo a la habitación. Si deseas puedes buscar inspiración en páginas de internet o dejarte llevar por tus instintos.

5. Compra

Si ninguna de las demás opciones te convence siempre puedes ir a la tienda y comprar algún detalle bonito e interesante para añadir a tu decoración. Una pieza de arte audaz, un centro de mesa, algunos cojines o hasta unas simples velas pueden hacer la diferencia.