Cómo instalar una repisa con rieles ranurados

Crea una zona de almacenamiento a la medida y altura que prefieras

Cómo instalar una repisa con rieles ranurados

Las repisas vienen en diversos tamaños, el promedio es de 30 cm x 60 cm. (Foto: Shutterstock)

 

Parece muy sencillo instalar una repisa con rieles ranurados. Y, realmente, lo es. Pero amerita precisión y algunos detalles técnicos para hacerlo correctamente. Por ejemplo, hay que tener en cuenta cuánto peso cargarán tus repisas para darle mayor o menor profundidad.

1. Selecciona las herramientas que usarás para instalar la repisa: taladro, brocas (según la pared, si es de cemento la broca será diferente), atornillador manual o eléctrico., huincha, desarmador.

2. Busca los materiales: rieles de hierro (para mayor soporte busca los que tienen dos agujeros), soportes de hierro, tableros de melanina, metal o MDF, tarugos (son preferibles los de plástico porque no se aflojan), tornillos (también los venden según la superficie en la que vayan a usarse: concreto, drywall, madera).

3. Para instalar: coloca los rieles en la pared a la altura que prefieras y marca los lugares donde harás la primera perforación con el taladro. Después, toma la huincha y mide la distancia del siguiente agujero. Si las tablas son muy largas, usa más de dos rieles. Si soportarán mucho peso, deja 40 cm entre cada riel.

4. Una vez hechos los orificios, introduce los tarugos (a unos 8 centímetros de profundidad) y fija los rieles con los tornillos. Estos deben calzar dentro de los tarugos.

5. Por último, se enganchan los soportes o escuadras a la altura que prefieras para cada repisa. Ten en cuenta que las repisas de 30x60 cm, con rieles de 50 cm, pueden cargas hasta 70 kilos.

 

 

 


Tags relacionados

repisa

consejos

hogar