¿Muchos recibos sueltos en casa? Arma tu propio organizador

Sigue estos sencillos pasos para fabricar tu propio organizador de recibos y llevar tus cuentas de manera adecuada

¿Muchos recibos sueltos en casa? Arma tu propio organizador

(Fotos y tutorial: Instructables.com)

¿No sabes qué hacer con tantos recibos sueltos en casa? No te preocupes. Con este práctico tutorial, aprenderás a fabricar tu propio organizador para que no pierdas tus cuentas. ¡Manos a la obra!

Paso 1. Vas a necesitar lo siguiente para empezar: cartón para las portadas (con bastante grosor, como el de una caja de zapatos), cinta adhesiva, pegamento, regla, tijeras y 5 hojas A4 de papel grueso con la siguiente plantilla (que puedes descargar aquí) impresa en ellas:

Paso 2. Una vez que hayas impreso las plantillas, córtalas desde el borde externo. Hecho esto, marca las líneas de referencias con una regla y el dorso de una tijera para que puedas doblarlas más fácilmente.

Paso 3. Dobla los pliegues de la plantilla y trata de armar la figura, tal como se ve en la imagen.

Paso 4. Ahora une la plantilla con suficiente pegamento para que no se abra con facilidad. Evita pegar el pliegue donde se insertarán los recibos.

Paso 5. Es momento de decidir cuántas plantillas deseas usar, según el número de recibos que tengas por guardar. En este caso se utilizaron 5, pero tú eliges. Cuando hayas decidido, pégalas por la cara lateral con las solapas hacia la misma dirección.

Paso 6. Para la portada del organizador usaremos cartón grueso, de unos 2 mm. El que encontramos en las cajas de zapatos es ideal. Te recomendemos que cada portada tenga 0,5 cm extra en cada lado de la plantilla. El lomo debe tener unos 2 cm.

Paso 7. Une cada tapa de cartón con cinta adhesiva. Es recomendable usar cinta scotch blanca y dejar 2mm entre los lados para que cada parte tenga espacio suficiente para moverse.

Paso 8. Ahora pega las plantillas a las tapas de cartón que acabas de unir...

¡Y listo!