Campanas extractoras: aprende a limpiarlas correctamente

Eliminarles la grasa luego de usarlas es clave para conservarlas impecables y en buen estado.

Campanas extractoras: aprende a limpiarlas correctamente

No te olvides de limpiar los filtros de la campana entre una y dos veces al mes. (Foto: Shutterstock)

 

El cuidado ideal:

- Si es de metal pintado, utiliza un trapo húmedo y detergente suave para limpiarla. Trata de hacerlo una vez por semana. Si utilizas detergentes fuertes terminarás dañando la pintura.

- Asegúrate de usar el desengrasante específico para las campanas extractoras hechas de acero inoxidable. Revisa que estos no contengan cloro, pues puede marcar o picar la superficie. Solo usa las esponjas verdes para abrillantar el acero y retirar la grasa impregnada.

 

(Foto: Shutterstock)

 

Consejos para lavar y limpiar los filtros:

- Si utilizas la campana con frecuencia, limpia los filtros redondos de aluminio y tipo paño cada 15 días. De lo contrario, puedes hacerlo solo una vez al mes.

- Sumerge la pieza en agua caliente con detergente o quitagrasas y cepíllala con cuidado. Luego, enjuágala y sécala bien antes de colocarla nuevamente en su lugar.

- Los filtros de carbón no se limpian, solo se reemplazan cada cierto tiempo, lo cual dependerá de los hábitos del usuario. Los periodos varían entre los cuatro meses y un año. La eficiencia del filtro disminuirá en proporción a la saturación de grasa.

 

Recomendaciones generales:

- Debes recurrir por lo menos una vez al año al servicio técnico especializado. Los expertos retiran la acumulación de residuos al interior de la campana, hacen un diagnóstico del estado del producto, y de ser necesario, cambian los filtros.

- Para evitar dañar la campana extractora, revisa las recomendaciones del manual del usuario. La distancia mínima que debe haber entra la cocina y esta es de 60 centímetros.

 

 


Tags relacionados

campana extractora

limpieza