Mantén tus duchas limpias con soluciones impecables

Invertimos mucho tiempo en informarnos sobre los beneficios de las tinas poco en saber cómo mantenerlas

Mantén tus duchas limpias con soluciones impecables

Después de un tiempo los conductos de las duchas se obstruyen, por eso esencial realizar una limpieza una vez al mes. (Foto: Pinterest / hola.com)

Mantén tus duchas limpias con soluciones impecables

Para que tu tina no tome un color amarillento, no debes usar lejía. (Foto: Referencial / Pinterest / decoesfera.com)

Uno de los problemas más frecuentes en el mantenimiento de las duchas es que después de algún tiempo sus conductos se obstruyen como consecuencia del sarro y del salitre. Para que funcionen como el primer día es importante realizarles una limpieza profunda cada mes.

Daniel Ortiz, jefe de Márketing de Italgrif, señala que la forma más sencilla de mantenerlas es desmontando la cabeza de la ducha y el filtro, y sumergiéndolas en una solución de detergente neutro o en agua con vinagre durante cinco minutos, para arrasar con todos los sedimentos.  

Asegúrate de eliminar hasta la última partícula de suciedad de los agujeros por donde sale el agua. Para ello, puedes utilizar una escobilla o un cepillo de dientes. Una vez que esté limpia, procede a instalarla. Con la ayuda de un paño de algodón, pásale una capa de abrillantador para que el cromado se conserve como nuevo. Nunca utilices una esponja abrasiva ni lejía, porque dañarás la superficie.

Cada vez que realices esta tarea deberás secar la superficie. Otro detalle importante: no dejes toallas húmedas sobre el brazo de la ducha ni cuelgues esponjas en los comandos, pues con el paso del tiempo los acabados se malograrán.

Para la limpieza de una columna de ducha se recomienda que un experto se encargue de su mantenimiento. Lo mismo para las duchas españolas y los jet.

Tinas como nuevas

1. Sara Aponte, gerenta de Línea de Cassinelli, explica que las tinas de acrílico pueden lavarse de manera regular con detergente de ropa o neutro, sin temor a que se deterioren. Jamás usar lejía (deja un color amarillento en la superficie) ni esponjas abrasivas (rayan el acabado).

2. Las tinas recirculantes deben recibir una limpieza profunda al menos dos veces al año. Giulianna Pérez Madge, arquitecta de interiores de Rivelsa, indica que se deben retirar los jets y hacer recircular el agua con jabón durante 20 minutos. Este procedimiento permite tener limpias las mangueras internas.

3. No utilices productos que contengan cloro en las tinas de hidromasaje, pues con el tiempo resecan y deterioran los jets. Evita, además, que el motor esté encendido por más de una hora, pues se reduce su tiempo de vida útil.

 


Tags relacionados

duchas

tinas

mantenimiento

soluciones