Antiguo buque de guerra de EE.UU. será el mayor arrecife artificial en la costa de Nueva Jersey

El navío de unos 170 metros de largo y más de 9.000 toneladas de peso se convertirá así en una atracción para los submarinistas y en hogar para las especies marinas de la zona

Antiguo buque de guerra de EE.UU. será el mayor arrecife artificial en la costa de Nueva Jersey

Un antiguo buque del Ejército estadounidense que fue utilizado durante la guerra del Golfo Pérsico será hundido en las aguas de la costa de Nueva Jersey para convertirse en el mayor arrecife artificial de la zona, informó hoy el Departamento de Protección Medioambiental de ese estado.

El navío “Arthur Radford”, de unos 170 metros de largo y más de 9.000 toneladas de peso, se convertirá así en una atracción para los submarinistas y en hogar para las especies marinas de la zona.

“Se trata de un programa muy positivo, con el que queremos dotar de un hábitat idóneo, de una especie de refugio, a las criaturas que viven en los arenosos fondos de la costa atlántica”, explicó a Efe el portavoz del Departamento de Protección Medioambiental del estado de Nueva Jersey, Lawrence Hajna.

Hajna afirmó que se trata del buque de mayor envergadura que se va a hundir en la costa de Nueva Jersey y explicó que el proyecto se llevará a cabo junto a los vecinos estados de Maryland y Delaware, con quienes se planean repartir los costes de este arrecife artificial, que se calcula alcancen los 800.000 dólares.

“Aún estamos preparando el barco para su hundimiento y no tenemos una fecha fijada todavía, pero esperamos proceder a ello antes de que empiece el invierno, con lo que nuestra horquilla de tiempo oscila entre mediados de octubre y mediados de noviembre”, dijo Hajna.

Asimismo, el estado de Nueva Jersey explica en su página web que el hundimiento del barco supondrá “beneficios ecológicos, recreativos y económicos inmediatos” para el estado y se espera que su estructura permanezca como arrecife artificial en las aguas de Nueva Jersey más de cien años.

El navío reposará sobre el fondo del mar a unos 18 metros de profundidad y se convertirá “en la mayor atracción para submarinistas de toda la zona”, ya que “permitirá a los buceadores, tanto principiantes como profesionales desde explorar a cazar langostas”.