Arrecifes disminuyen el impacto de los tsunamis

Los arrecifes de coral, las islas y los humedales son una primera línea de defensa contra mareas e inundaciones, según estudio de la ONU

Arrecifes disminuyen el impacto de los tsunamis

El mundo entero se encuentra conmocionado tras el terremoto y posterior tsunami que golpeó a Japón este viernes, y no son pocos los países que se mantienen alerta ante la eventual llegada de grandes olas a las costas del Pacífico.

Sin embargo, la sabia naturaleza tiene algunas armas que podrían ayudar a frenar los embates del mar. Según un estudio de la Naciones Unidas, los arrecifes de coral, las islas y los humedales, como manglares y pantanos, son una primera línea de defensa contra las mareas y las inundaciones.

El panel de científicos de la ONU sobre el cambio climático recomendó en su último informe, entregado en el 2007, salvaguardar dichos sistemas naturales, ya que pueden ayudar a limitar los daños producidos por estos fenómenos naturales. Estas barreras naturales actúan como amortiguadores de las ondas.

Hace algunas semanas, un informe realizado por el Instituto de Recursos Mundiales informó que, debido al calentamiento global, los arrecifes de coral podrían desaparecer por completo en los próximos 40 años, lo que dejaría a las costas aún más desprotegidas.