Así fue el oso más grande de la historia

La especie prehistórica sudamericana “de cara corta” llegó a pesar hasta 1.600 kilos

Así fue el oso más grande de la historia

Un nuevo estudio confirmó la existencia del oso más grande de la historia…y estaba más cerca de lo que se imagina. El oso gigante sudamericano de cara corta, así lo llaman los estudiosos, vivía en el continente que le da el nombre y pesaba hasta 1.600 kilogramos. De pie, podía llegar a medir 3,4 metros según las investigaciones.

Antes de conocer bien a este interesante mamífero carnívoro, el más voluminoso de su especie era un oso de cara corta gigante norteamericano, extinto y que pesaba 1.134 kilos. Actualmente, el oso polar llega a pesar 998 kilogramos y es el más grande de estos tiempos.

TIEMPOS LEJANOS
El oso gigante sudamericano de cara corta vivió en este continente vivió entre 500.000 y 2 millones de años era el carnívoro más poderoso sobre la tierra en ese momento, según afirman los científicos en declaraciones reproducidas por la revista “Journal of Paleontology” y “ABC.es”.

El esqueleto del oso, encontrado en la provincia de Buenos Aires, Argentina, en 1935, fue nuevamente examinado por Blaine Schubert paleontólogo de la Universidad Estatal de East Tennessee en Johnson City, Tennessee y por el coautor del estudio Leopoldo Soibelzon paleontólogo de Argentina especializado en fósiles de osos sudamericanos. Se obtuvo el tamaño real de la bestia tras medir el húmero del oso, casi del tamaño del de un elefante.

ALIMENTACIÓN, CLAVE EN SU EXISTENCIA
El oso gigante sudamericano de cara corta comenzó enorme y se fue haciendo más pequeño con el paso del tiempo, lo contrario a la especie norteamericana. El exceso de presas y falta de competencia hacían del oso el rey del continente. Pero conforme a la evolución de otros mamíferos, el oso se empequeñeció hasta medir como el oso negro actual.