Avión solar daría la vuelta al mundo en el 2013

Luego de completar con éxito su primer vuelo nocturno, el creador del proyecto Solar Impulse trabaja en la construcción de una nave más ligera para realizar un recorrido por los 5 continentes

Avión solar daría la vuelta al mundo en el 2013

El primer vuelo alrededor del mundo en un avión solar podría producirse en el 2013, según el creador y presidente del proyecto Solar Impulse, Bertrand Piccard, quien ya ha logrado volar con este tipo de aeroplanos un día y una noche completos y ahora construye un nuevo aparato más ligero.

Piccard ha realizado este anuncio durante el acto de presentación de la V Conferencia Mundial sobre Conversión de Energía Fotovoltaica (WCPEC), que se celebra desde este lunes y hasta el próximo miércoles en las instalaciones de Feria Valencia.

“El avión funciona, está acabado y es capaz de volar de día y de noche gracias a unas baterías que alimentan cuatro motores eléctricos y que se recargan con el sol. Es posible que en un par de años podamos cruzar el océano Atlántico, y que en el 2013 seamos capaces de dar una vuelta completa al mundo”, ha explicado.

NUEVO AVIÓN
El primer avión solar con el que Piccard ha conseguido volar día y noche tiene una envergadura de 64 metros, similar a la de un Airbus 340, un peso parecido al de un auto, unos 1.600 kilos, y es capaz de volar a 9.000 metros de altitud.

“Ahora estamos construyendo un segundo avión, con el que pretendemos dar la vuelta al mundo, con una cabina más grande y más ligero”, añadió Piccard.

Pese a lo avanzado del proyecto “es una locura pensar que en estos momentos esta tecnología pueda aplicarse en la aviación comercial, incluso sería una estupidez por mi parte poner fecha para ello”, reconoce este psiquiatra suizo responsable del proyecto Solar Impulse.

EVOLUCIÓN DE LA AERONÁUTICA
Sin embargo, Piccard ha comparado los primeros vuelos solares con la hazaña de Charles Lindberg en 1927 (primer vuelo transatlántico). “Hoy el vuelo solar lo realiza un solo piloto en una aeronave cargada de baterías, como aquel lo realizó una persona en un avión completamente lleno de gasolina”, ha dicho.

“Debemos mantener la puerta abierta a la evolución. Afortunadamente la aviación civil entiende que supone un gran derroche los vuelos actuales, donde se necesita combustible hasta para enfriar el whisky de los pasajeros, es insostenible desde el punto de vista energético”, ha señalado.

Por ello, Piccard ha abogado por la unión “de quienes creen en esto” para “plantear una revolución en la mente de las personas y la forma en la que entienden las energías renovables”.

“No planteamos una revolución en el mundo de la aviación, sino en la forma de entender la energía”, ha insistido.

VUELOS COMERCIALES
“Quizá la energía solar permita producir hidrógeno y en un futuro podamos llevar pasajeros a bordo”, ha apuntado Piccard, quien ha aplaudido la decisión de la IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) de colaborar en su proyecto.

“Cuando empezamos a trabajar en este proyecto en el 2003 pensamos que lo podríamos completar en el 2009. Sin embargo, necesitamos dos años para encontrar socios y formar el equipo, y no empezamos a diseñar el avión hasta el 2006. Creo que si finalmente completamos la vuelta al mundo en el 2013 el plazo habrá sido aceptable”, ha afirmado este investigador.

Además, ha insistido en la necesidad de que los ingenieros que participan en este y otros proyectos similares “salgan de sus mundos cerrados para explicar los posibles avances”.