La Casa Blanca instalará paneles solares para incentivar el uso de energías renovables

Hace un mes la residencia presidencial había rechazado una invitación similar para usar un viejo panel instalado en 1979 bajo el mandato de Jimmy Carter

La Casa Blanca instalará paneles solares y un calentador de agua alimentado por energía solar, anunció hoy el Departamento de Energía de EE.UU., un mes después de que la residencia presidencial rechazara una invitación similar.

En un comunicado, el secretario de Energía, Steven Chu, indicó que el proyecto “refleja el firme compromiso del presidente Obama con el liderazgo de EE.UU. en energía solar y en los puestos de trabajo que eso creará en el país”.

“El despliegue de las tecnologías de energía solar en todo el país ayudará a que Estados Unidos lidere la economía global durante muchos años”, indicó Chu.

El objetivo de la instalación es demostrar, según el Departamento de Energía, que las tecnologías solares están disponibles, son fiables y pueden instalarse en viviendas de todo el país.

El sistema que se instalará en la Casa Blanca convertirá directamente la luz solar en electricidad y el calentador de agua contará con una célula fotoeléctrica que proporcionará agua caliente a la residencia presidencial.

Obama no será el primer mandatario que intenta aprovechar la energía solar en la Casa Blanca.

En 1979, Jimmy Carter ya ordenó la instalación de paneles solares para calentar el agua de la residencia presidencial, aunque el presidente Ronald Reagan los retiró durante unas obras en 1986.

El ex mandatario George W Bush instaló por su parte en el 2002 un sistema que proporciona electricidad a unas instalaciones de mantenimiento y calienta el agua de la piscina cubierta de la residencia.

El anuncio de hoy llega después de que la Casa Blanca rechazara uno de los viejos paneles de Carter, que se conservaba en el Unity College uno de los centros universitarios más progresistas de EE.UU. en cuestión de energías alternativas y que le ofreció el ecologista Bill McKibben.

Además del panel de 31 años, el activista traía una oferta para instalar un nuevo sistema solar fotovoltaico en la Casa Blanca, cortesía de una empresa californiana.

Al conocer el anuncio, McKibben indicó hoy en un comunicado que si la instalación de paneles tiene el mismo efecto que causó la creación de una huerta en la Casa Blanca, “podría disparar la instalación de paneles solares en todo el país y el mundo”.

El sistema que se coloque en la Casa Blanca aún debe ser diseñado. Según explicó Chu, el Departamento de Energía abrirá ahora un concurso para seleccionar a la empresa que se encargará de la instalación.