Casi la mitad de la energía que se consumió en Brasil en el 2009 es renovable

Según un estudio, los brasileños utilizaron un 47,2% de este tipo de fuentes. También se reveló que los incendios forestales y la deforestación de la Amazonía causan el 57,9% de las emisiones de CO2 del país

Casi la mitad de la energía que se consumió en Brasil en el 2009 es  renovable

El 47,2% de la energía consumida por Brasil el año pasado fue generada por fuentes renovables, principalmente hidroeléctricas y combustibles vegetales, según un estudio divulgado hoy por el Gobierno.

La participación de las fuentes renovables en la matriz energética del país creció desde el 39,3% en el 2001 hasta el 47,2% en el 2009, según el estudio “Indicadores de Desarrollo Sustentable” del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

La participación de las fuentes no renovables como carbón, petróleo y gas en la matriz energética brasileña cayó del 60,7% al 52,8% en el mismo período.

Entre las no renovables, las de mayor participación en el 2009 fueron petróleo y sus derivados (37,8%), gas natural (37,8%), carbón mineral y sus derivados (4,8%) y uranio y sus derivados (1,4%).

Al avance de las fuentes renovables contribuyó principalmente el aumento del uso del etanol de caña de azúcar, combustible que se convirtió en el más usado por los automóviles particulares del país y del que Brasil es el mayor productor y exportador mundial.

La participación de la caña de azúcar en la matriz energética subió desde el 10,9% en el 2000 hasta el 18% en el 2009, agregó el informe.

A la expansión de las renovables también ayudaron los nuevos proyectos para generar energía eólica y solar, y el índice puede elevarse aún más en los próximos años, cuando entrarán en operación grandes hidroeléctricas en construcción en la Amazonía.

El estudio agrega que, pese a tratarse de una energía renovable, la construcción de hidroeléctricas también puede causar daños, como la inundación de bosques, el cambio del curso de los ríos y el desplazamiento de cientos de damnificados.

Alerta igualmente sobre los posibles daños ambientales causados por el aumento de los cultivos de caña para la producción de etanol.

“Es necesario aclarar que la caña de azúcar necesita de grandes concentraciones de tierra y del uso intensivo de agroquímicos para ser producida”, alega el especialista Judicael Clevelario Júnior, uno de los autores del estudio.

De acuerdo con el IBGE, el crecimiento de la energía generada por fuentes renovables está ayudando a Brasil a satisfacer un consumo cada vez mayor.

El estudio reveló igualmente que los incendios forestales y la deforestación de la Amazonía causan el 57,9% del total de las emisiones de dióxido de carbono de Brasil y ponen al país entre los diez mayores emisores de gases del efecto invernadero.

La agricultura quedó en segundo lugar entre los mayores emisores de gases contaminantes, con el 21%, y la energía en tercero (16%) gracias principalmente al aumento de las fuentes no renovables.


Tags relacionados

Energías Renovables

Brasil