Cazadores furtivos matan a 85 vicuñas en Huancavelica

Campesinos capturaron a 3 delincuentes que se desbarrancaron al huir

Cazadores furtivos matan a 85 vicuñas en Huancavelica

Los cuerpos despellejados de 85 vicuñas se encontraban regados en las punas. Los campesinos no lo podían creer; eran carne lacerada con restos de pellejos. Los animales fueron asesinados por irresponsables cazadores, la mañana del lunes.

Fue una espantosa escena cuyas causas no pudieron impedir los campesinos de la provincia de Huaytará, a pesar de que extremaron la protección de los delicados camélidos que se criaban en forma natural en las extensas praderas de la comunidad de Pilpichaca, según informó la Gerencia de Recursos Naturales y Gestión del Medio.

Wilder Huarancay, especialista de la dependencia, manifestó que el dirigente de la comunidad de Pilpichaca, Fernando Huincho, denunció la aparición de los animales muertos y despellejados en los parajes Carhuancho, Ccaracocha, Chagaray, Tarucapunta y Cceracancha.

Los campesinos, enfurecidos con los depredadores, reorganizaron la custodia de los campos y, en una decidida acción, capturaron a tres delincuentes que se desplazaban en la noche en un vehículo. Los apresaron cuando se desbarrancaron en un riachuelo, por darse a la fuga.

En el interior del auto se halló gran cantidad de municiones pero no los rifles con mira telescópica que se utilizan para cazar a las vicuñas a larga distancia. Los detenidos fueron entregados a la policía, que los viene investigando. Los nombres no se dieron a conocer, según se dijo, para no entorpecer las investigaciones.

CRIMINALES EN FUGA
Los delincuentes suelen esconder sus armas en las punas o, de lo contrario, utilizan varios vehículos equipados. “Este podría ser uno de los casos, porque el resto de delincuentes fugó en otro auto”, señaló la policía.

Se informó que campesinos criadores de vicuñas de las comunidades de Santa Rosa de Chaupi, Sacsaquero, Pilpichaca, Sinto; así como trabajadores de la Coordinadora Regional de Camélidos Sudamericanos y policías de las comisarías de Castrovirreyna y Huaytará realizan operaciones conjuntas para tratar de capturar a los demás delincuentes.

En los parajes Asnacc y Minasccasa se hallaron rastros de la presencia de los cazadores furtivos como más cadáveres de vicuñas en estado de descomposición, cuevas acondicionadas con fogón, ichu, leña y restos de alimentos enlatados, también casquillos de bala, huellas de zapatos y huellas de camionetas.

Al conocerse este caso, que se suma a muchos otros, los campesinos de Huaytará solicitaron un puesto permanente de la policía ecológica para realizar operaciones permanentes contra los cazadores furtivos. Estos actúan cada cierto tiempo porque la fibra de vicuña se comercializa a más de US$300 el kilogramo y los cazadores furtivos abastecen el mercado negro de acopiadores que la venden en Puno, según indicó Wilder Huarancay, funcionario de Recursos Naturales de la región Huancavelica.

CRONOLOGÍA
[27/10/2010]
En Huancavelica, cazadores matan 26 ejemplares en el distrito de Laramarca, en la provincia de Huaytará.

[22/1/2011]
La caza furtiva de vicuñas en Huancavelica se redujo en 80% durante el 2010. En aquel año fueron asesinados 96 ejemplares, mientras que en el 2009 se registraron 459 y en el 2008 un total de 557.

[9/3/2011]
Campesinos de Castrovirreyna con policías participan en operación Salvemos a la Vicuña


Tags relacionados

caza furtiva

Vicuñas