Chile: empresa fue condenada por la muerte de más de mil cisnes en área protegida

Según los tribunales, la empresa conocía “a la perfección” el daño que hacía contra el ecosistema desde el 2004

Chile: empresa fue condenada por la muerte de más de mil cisnes en área protegida

Un tribunal chileno condenó el sábado a la empresa Celulosa Arauco por provocar un desastre ambiental en el Santuario de la Naturaleza del Río Cruces, donde murieron más mil cisnes de cuello negro debido a la contaminación provocada desde el año 2004.

El fallo condenó a la empresa a resarcir el daño causado y adoptar diversas medidas para preservar el Santuario, como realizar un estudio sobre el estado del humedal y crear un humedal artificial con carácter de centinela, con especies representativas del santuario.

En la sentencia el tribunal indicó que la empresa “conoce a la perfección la actividad que ejecutó con grave daño al ambiente”.

Según la investigación judicial, los daños al santuario comprenden la muerte y desaparición sin regeneración a la fecha del luchecillo (Egeria densa), la planta acuática base en la dieta de los cisnes; la muerte y emigración de cisnes de cuello negro desde el humedal; daño al ecosistema en su conjunto, pérdida de diversidad biológica del ecosistema y pérdida del valor paisajístico del humedal.

El Santuario de la Naturaleza del Río Cruces es un área protegida oficialmente desde 1981 por el Estado de Chile y por la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, Ramsar.

El daño generado por Arauco ocurrió cuatro meses después que la planta de celulosa comenzó a funcionar en 2004, a consecuencia del vertido de compuestos químicos como aluminio, sulfatos y cloruros, en el río Cruces.

Debido a la contaminación, los cisnes de cuello negro, una especie migratoria protegida que tenía en este lugar la colonia reproductiva más importante de Sudamérica, no hicieron nidos, ni pusieron huevos, ni criaron polluelos: migraron fuera del humedal.

Según catastros de organizaciones ambientalistas, más de mil cisnes han muerto y dos mil no nacieron durante la temporada 2004-2005.

Celulosa Arauco, con presencia en Argentina y Brasil, produjo 3 millones de toneladas de celulosa en 2012, año en que registró ventas por 4.280 millones de dólares.