El chimpancé fumador Booie murió a los 44 años en EE.UU.

El exótico animal logró dejar el cigarrillo pero no pudo abandonar el hábito de comer dulces

El chimpancé fumador Booie murió a los 44 años en EE.UU.

Un chimpancé, que logró dejar de fumar y se valía del lenguaje de señas para pedir dulces, murió en un albergue de animales en California, Estados Unidos.

Booie recibía tratamiento para un problema cardiaco cuando falleció el último sábado a los 44 años, explicó Martine Colette, miembro del Wildlife WayStation (santuario para los animales salvajes y exóticos).

El chimpancé vivía en ese refugio de animales cercano a Los Angeles desde 1995, después de que se retiró de un laboratorio de investigación.

Colette dijo que logró que Booie dejara de fumar, pero no pudo quitarle el hábito de comer dulces. El utilizaba el lenguaje de señas para decir: “Booie ve dulce en bolsillo”.

La muerte del simio es un duro golpe para el refugio, el cual enfrenta problemas financieros, pues era uno de sus mejores recaudadores de fondos. Tenía simpatizantes en todo el mundo gracias a sus presentaciones en televisión, dijo Martine.