Científicos desarrollaron un sistema para "entender" el lenguaje de los cetáceos

Un grupo de investigadores españoles postula que a través de los sonidos que emiten las ballenas blancas o belugas se puede conocer su nivel de bienestar, entre otras variables

Científicos desarrollaron un sistema para "entender" el lenguaje de los cetáceos

Investigadores del Oceanogràfic y de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han desarrollado un sistema que permite entender mejor los mecanismos de producción de sonidos por parte de los cetáceos y conocer su grado de bienestar.

El sistema ha sido desarrollado por un equipo del Departamento de Investigación del acuario Oceanogràfic de Valencia y del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (ITEAM) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), y está basado en un avanzado algoritmo de detección de vocalizaciones para animales, ha informado la Generalitat Valenciana (conjunto de instituciones de autogobierno de la comunidad valenciana).

Los investigadores del Oceanogràfic monitorearon los sonidos de las dos belugas del parque en distintas condiciones y constataron que su tasa de vocalización está directamente relacionada con su nivel de bienestar.

¿COMUNICACIÓN ANIMAL?
Se aislaron 32 tipos de vocalizaciones que configuran el repertorio acústico de las ballenas blancas o belugas, algunas de las cuales se asociaron a diversos tipos de comportamiento, como la interacción con los cuidadores y con los visitantes.

Según el investigador Ramón Miralles, en los mamíferos acuáticos, al igual que en los terrestres, existe una alta correlación entre el número de sonidos que emiten y su grado de bienestar, y se sabe que en situaciones como la manipulación veterinaria, la separación de crías o el transporte y cambio de ubicación, los animales cambian la tasa de emisión de sonidos.

El sistema permite monitorear las vocalizaciones durante veinticuatro horas y clasificar automáticamente los diferentes tipos de sonidos que emiten las belugas en distintas situaciones.

Las belugas emiten dos tipos de sonidos: los pulsados, que son los relacionados con la ecolocalización, la orientación en el medio y la detección de las presas; y otros sonidos más tonales, como silbidos y chasquidos que están más relacionados con la comunicación.

Los expertos han trabajado durante un año en el sistema para el control automático del grado de bienestar de cetáceos en cautividad y se está utilizando en el Oceanogràfic en una fase piloto.


Tags relacionados

fauna

Beluga

Cetáceo

Ballena