La contaminación por carbón provoca 10.000 muertes prematuras en Beijing

La revelación de estos datos coincide con el “Día de las bajas emisiones de carbono” en China, cuyo objetivo es generar conciencia sobre el cambio climático

La contaminación por carbón provoca 10.000 muertes prematuras en Beijing

La contaminación atmosférica provocada por las centrales de energía que usan carbón causó 9.930 muertes prematuras en 2011 en la ciudad de Beijing y sus provincias de alrededor Tianjin y Hebei, según un estudio publicado hoy por Greenpeace.

La investigación, que analizó las emisiones tóxicas de casi 200 centrales de carbón y las relacionó con datos meteorológicos y demográficos regionales, también concluye que en 2011 un total de 11.110 personas 9.330 de ellos niños padecieron asma a causa de las emisiones contaminantes y 12.100 más contrajeron bronquitis crónica.

Entre las principales causas de muerte, el estudio estima unos 6.430 casos de accidentes cerebrovasculares, 1.730 fallecidos por cardiopatías isquémicas, 920 por enfermedad pulmonar obstructiva crónica y 850 por cáncer de pulmón.

Estas muertes se producirían, siempre según la investigación, por la respiración de partículas contaminantes PM 2,5 (de menos de 2,5 micras de diámetro), nocivas por su capacidad de infiltrarse en los pulmones o el flujo sanguíneo.

CONTAMINACIÓN RÉCORD
El pasado invierno Beijing y sus regiones cercanas registraron niveles de contaminación récord causados principalmente por la gran cantidad de quema de carbón en la zona, destinado a generar energía para alimentar la metrópolis.

La investigación constata que las mayores emisiones proceden de la provincia de Hebei, hasta el punto que un 60% de las muertes prematuras en las municipalidades de Beijing y Tianjin están relacionadas con dichas emisiones.

Se calcula que la generación de energía a partir de carbón provoca un 50% de las partículas nocivas del aire de estas regiones de China, junto a las emisiones de los vehículos y a otras industrias pesadas como el acero o el cemento.

Un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud estimó que un 20% de los cánceres de pulmón detectados en China están relacionados con esas emisiones nocivas.

Ante estos datos, Greenpeace pidió hoy al Gobierno chino establecer un calendario para cumplir con la normativa de calidad del aire en diez años y fijar objetivos claros para la reducción del uso del carbón como fuente de energía.

NUEVAS MEDIDAS ANTI CONTAMINACIÓN
El Consejo de Estado aprobó el viernes nuevas medidas para combatir la contaminación del aire, entre ellas frenar el crecimiento de industrias que requieren un alto consumo energético o fortalecer la aplicación y cobro de impuestos y sanciones a las empresas según sus emisiones.

Según el mismo documento, el objetivo es reducir las emisiones por unidad de Producto Interior Bruto (PIB) en al menos un 30% a finales de 2017 en las industrias clave del país.

Las protestas por la contaminación del medio ambiente son cada vez más frecuentes en China, en un momento en que tanto desde la población como en algunos sectores del Partido Comunista se pretende cambiar el crecimiento hacia otro modelo “más sostenible”.