Estudiarán cráter originado por meteorito que habría acabado con dinosaurios

Equipo de científicos presentó plan de trabajo que intentará develar los misterios del Chicxulub, en la Península de Yucatán

Estudiarán cráter originado por meteorito que habría acabado con dinosaurios

Un equipo de científicos presentó un ambicioso plan para estudiar a profundidad el cráter de Chicxulub, ubicado en la Península de Yucatán, en México. Los investigadores pretenden taladrar hasta una profundidad de 1,5 kilómetros del lecho marino, lo que convertiría a este proyecto de perforación oceánica en uno de los más destacados de los últimos años. ¿Pero qué es lo causa el tremendo interés en el cráter?

“El impacto (ocurrido hace unos 65 millones de años) desencadenó los fenómenos de extinción que acabaron no solo con los dinosaurios, sino con el 50% de las especies vivas en el planeta en ese momento”, indicó a BBC Mundo el científico Mario Rebolledo-Vieyra, del Centro de Investigación Científica de Yucatán. Además, según el experto, el choque del asteroide acabó con una serie de especies, pero le dio la posibilidad a otros seres vivos, como los mamíferos, de “florecer”.

Según teorías científicas, como resultado del impacto se habría generado un cambio climático sin precedentes, lo que habría producido incendios, terremotos, gigantescos tsunamis, erupción de volcanes, entre otros. “Todo el planeta se perturbó tras el impacto del meteorito de Chicxlub, y ocurrió una destrucción medioambiental, por eso es necesario conocerlo a profundidad”, indicó a BBC Mundo la doctora en geofísica Joanna Morgan, coordinadora principal del proyecto.

MISTERIOS POR RESOLVER
Aunque el cráter de Chicxulub, descubierto en 1991 por investigadores la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la NASA, ha dado importantes claves para entender la extinción masiva de plantas y animales, la verdad es que existen más dudas que respuestas. Las investigaciones en el fondo marino podrían arrojar información sobre cuánto tiempo duraron estos cambios y cuánto tiempo tardó la atmósfera en recuperar la estabilidad que permitió que se recuperara la vida. “Para entender cómo se recuperó la vida tras el impacto, sería necesario encontrar microorganismos que hayan sobrevivido en condiciones extremas en las rocas profundas en el cráter”, agregó Rebolledo- Vieyra.

SOBRE EL ESTUDIO
La perforación estaría a cargo del Programa Integral de Perforación Oceánica, (IODP, por sus siglas en inglés) y se haría mediante el buque de investigación japonés Chikyu, diseñado especialmente para permitir perforaciones de hasta 6 kilómetros en el fondo del mar.

La propuesta tiene luz verde, pero el equipo aún debe negociar los permisos con las autoridades mexicanas para iniciar la perforación. “Estamos optimistas de que en el 2013 podremos comenzar el proceso”, comentó Morgan.