La degradación del medio ambiente, amenaza inminente para las aves migratorias

El 19% del total de aves del mundo migran anualmente, y las estaciones en sus rutas son afectadas por factores humanos

La degradación del medio ambiente, amenaza inminente para las aves migratorias

La degradación del medio ambiente y de algunas escalas en la ruta de migración anual de aves, suponen una amenaza inminente para algunas especies, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

En un comunicado difundido hoy, un día antes del Día Mundial de las Aves Migratorias, el PNUMA alertó de que algunas de las 10.000 especies de pájaros del mundo podrían extinguirse en la próxima década si no se preservan esas “áreas de descanso migratorio”.

Asimismo, debido al deterioro de esas bases en las que las aves descansan, se alimentan y crían durante los ciclos migratorios, varias especies afrontan una pérdida de hasta un 9 por ciento de los animales al año.

“Hago un llamamiento para un mayor esfuerzo internacional a fin de restaurar y preservar las aves migratorias y la red de lugares que necesitan para sobrevivir, como parte importante del entorno del que dependemos”, indicó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El aumento poblacional, la contaminación, el cambio climático y el uso insostenible de áreas naturales en las rutas migratorias contribuyen a la pérdida de estos hábitats, que amenazan a águilas, cigüeñas o grullas, entre otras especies.

La migración la realizan de forma anual unos 50.000 millones de pájaros, que representan un 19 % del total de aves del mundo

El Día Mundial de las Aves Migratorias se celebró por primera vez en 2006 en Kenia, hogar de más de un millar de especies de aves distintas.