Ecuador busca fondos para proteger el Parque Nacional Yasuní

Para conservar una de las zonas con mayor biodiversidad del planeta, Yvonne Baki, coordinadora del proyecto Yasuní-ITT, plantea recaudar recursos por el equivalente al 50% de lo que generaría la explotación petrolera de la región

Ecuador busca fondos para proteger el Parque Nacional Yasuní

Representantes del Gobierno de Ecuador se reúnen estos días en Miami con empresas, filántropos y otros potenciales donantes que le ayuden a lograr su compromiso de mantener intacto el Parque Nacional Yasuní, en cuyo subsuelo yace una enorme reserva petrolífera.

“Es el único lugar del planeta que nunca se ha visto afectado por el cambio climático, ni siquiera en la última glaciación, hace 12.000 años, porque está en una zona especial: justo en la intersección de la cordillera andina y la línea ecuatorial”, explicó hoy la coordinadora del proyecto Yasuní-ITT, Yvonne Baki.

CORAZÓN DEL AMAZONAS
Esta iniciativa tiene como objetivo conservar intacta una de las zonas de mayor biodiversidad del planeta, que se encuentra en el corazón del Amazonas y alberga los dos pueblos en aislamiento voluntario del Ecuador, los Tagaeri y los Taromenane.

Bajo esta zona se ocultan unos 846 millones de barriles de petróleo en el campo ITT (Ishpingo-Tambococha-Tiputini), equivalentes al 20 % de las reservas del país.

Para ello, Ecuador busca recaudar entre la comunidad internacional al menos 3.600 millones de dólares, equivalentes al 50 % de los recursos que calcula que percibiría en caso de optar por la explotación petrolera de esta región, algo que dañaría notablemente ese ecosistema.

407 MILLONES DE TONELADAS DE CO2
De lograrse, esta iniciativa evitaría la emisión de 407 millones de toneladas de dióxido de carbono. Según las autoridades ecuatorianas, esta reducción es mayor que las emisiones anuales de países como Brasil o Francia.

Baki, que también participará mañana en la apertura de una nueva oficina comercial de Ecuador en Miami, explicó que este proyecto tiene un horizonte temporal de doce años y que todos los fondos que llegan van para energías renovables y la conservación y reforestación del Yasuní y de las 44 zonas protegidas de Ecuador (casi el 20 % del territorio ecuatoriano).

LAS DONACIONES
“Ya tenemos unos 200 millones y cada vez se nos acercan más empresas que quieren apostar por el desarrollo sostenible”, explicó la coordinadora del proyecto Yasuní-ITT, inmersa en la labor de dar a conocer de forma internacional esta iniciativa.

“En total hay aportes de unos sesenta países”, celebró Baki, quien apuntó que las mayores aportaciones por parte de la sociedad civil les han llegado de Estados Unidos y el Reino Unido.