El Ejército de Nicaragua protege reproducción de tortugas en el Pacífico

Como resultado de un plan de protección, un total de 1.038.096 tortuguillos alcanzaron a nacer en una sola playa entre julio del año pasado y enero del 2013

El Ejército de Nicaragua protege reproducción de tortugas en el Pacífico

El Ejército de Nicaragua asignó una veintena de militares para proteger el arribo masivo de tortugas marinas en las playas del Pacífico La Flor y Chacocente, con el objetivo de alcanzar la mayor cantidad de reproducciones posibles, informaron hoy medios oficiales.

A los militares se unieron miembros de la Policía Nacional, guardaparques y pobladores que habitan en la Reserva de Vida Silvestre La Flor-Chacocente, en el denominado “Plan de protección de la tortuga marina para el período 2013-2014”.

El Refugio de Vida Silvestre La Flor-Chacocente está ubicado a 180 kilómetros al sur de Managua.

Las autoridades registraron en Chacocente la visita de 153.399 tortugas en ocho arribadas en la temporada 2012-2013. Como resultado del plan de protección, un total de 1.038.096 tortuguillos alcanzaron a nacer, entre julio del año pasado y enero del presente.

Las tortugas que visitaron La Flor pertenecían a las especies paslama, toruta, baula (o laúd) y carey.

La playa de Chacocente, que únicamente es visitada por la especie paslama, recibió a 71.779 tortugas y eclosionaron 916.315 tortuguillos.

A pesar del esfuerzo, el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) registró 5.110 nidos saqueados y la Policía Nacional decomisó 2.664 docenas de huevos.

En La Flor el espectáculo es utilizado para fines turísticos. Observar las arribadas masivas, las eclosiones de tortuguillas y su búsqueda del mar, cuesta entre cinco y diez dólares para extranjeros, y entre dos centavos de dólar y cuatro dólares para nacionales.

Las tortugas marinas son consideradas especies en peligro de extinción. Según el Marena, Nicaragua es uno de los pocos países donde estas se reproducen.