Estudio comprueba que las urracas pueden reconocer rostros humanos

Estas aves también son capaces de “regañar” a las personas que se les acercan. Lo mismo ocurre con los cuervos y ruiseñores

Estudio comprueba que las urracas pueden reconocer rostros humanos

Muchas veces se ha subestimado la inteligencia de las aves; sin embargo, nuevos descubrimientos hacen pensar que estas son más hábiles de lo que podríamos pensar.

Según un estudio realizado en Corea del Sur, las urracas son capaces de reconocer los rostros humanos, e inclusive pueden “regañar” a quienes ven como una amenaza para sus nidos.

Al monitorear a un grupo de aves, científicos de la Universidad Ewha Womans de Seúl percibieron que las urracas podían reconocer a un individuo que había subido previamente a su nido. Cuando este se acercaba al lugar, estas aves comenzaban a emitir sonidos de alerta y luego procedían a perseguir al intruso.

Según explicó Sang-im Lee, uno de los científicos, el descubrimiento fue totalmente accidental. “Estábamos llevando a cabo un estudio rutinario de los nidos, y mi colega, Won Young Lee, era el encargado de contar los huevos y tomar muestras sanguíneas de las crías”, explicó el investigador. “Luego, cuando Won Young pasó cerca de un nido que había examinado, las urracas adultas se comportaron muy agresivamente”, indicó el experto.

EL ESTUDIO
Para verificar si realmente estos pájaros tenían esta habilidad, el equipo de científicos llevó a cabo varios experimentos. “Si otra persona se acercaba al nido la reacción era diferente. Y cuando Won Young volvió al nido junto a un colega, las aves reaccionaron contra ambos pero solo persiguieron a Won Young”, dijo Lee.

Luego, los investigadores intentaron engañar a las urracas, dándole el sombrero de Won Young a otro científico, pero aún así las aves solo persiguieron a Won Young. Los investigadores hicieron la prueba con once pares de urracas, y más de la mitad lograron reconocer al asediado investigador.

NO SON LAS ÚNICAS
Sin embargo, las urracas no serían las únicas aves capaces de reconocer a los seres humanos. El año pasado, una serie de experimentos similares determinaron que los cuervos y una especie de ruiseñor también tenían esta misma habilidad.

Según los científicos implicados en el reciente descubrimiento, estas aves pueden distinguir, de alguna forma, los rasgos del rostro. Sin embargo, aún no han podido comprobar esta hipotesis.

Por otro lado, los especialistas creen que las urracas podrían haber desarrollado esta habilidad como una estrategia de supervivencia en los ambientes urbanos.