Las focas monje luchan contra la extinción en un una isla griega

En el mundo solo quedarían 600 ejemplares de estos bellos mamíferos marinos

Las focas monje luchan contra la extinción en un una isla griega

Una extraña colonia de focas monje, uno de los mamíferos marinos en mayor peligro de extinción, fue encontrada en una pequeña isla griega por un equipo de científicos. La especie es una de las más amenazadas a nivel mundial y se estima que tan solo quedan 600 ejemplares. La mitad de ellos se encuentra en Grecia.

Además, este lugar es el único en el mundo en el que las focas descansan en la playa (normalmente lo hacen en cuevas de la costa). El científico Alexandros Karamanlidis, coordinador de la Sociedad Helénica/Mom para el Estudio y Protección de las Focas Monje, explicó a BBC Mundo que este comportamiento es típico en estos animales. Sin embargo, sería la acción del hombre la que ha propiciado que estas, al sentirse amenazadas, se escondan en cuevas de difícil acceso. “Este lugar es muy importante: las focas se sienten tan seguras que pueden aventurarse a las playas”, indicó Karamanlidis.

EN CONSTANTE PELIGRO
El que las focas se refugien en las cuevas es una práctica que se torna altamente peligrosa para ellas. Al dar a luz en estos lugares muchas de sus crías mueren debido a las tormentas que golpean estas zonas. Asimismo, al empujar a las focas hacia cuevas remotas, las actividades humanas han provocado también un gran impacto en el número de focas bebe que sobreviven hasta convertirse en adultas.

Según los científicos, el número de focas que nacen al año en la colonia recientemente descubierta es uno de los índices más elevados que se registran en todo el Mediterráneo.

Para proteger a esta especie, el equipo de investigadores que descubrió la colonia se ha negado a revelar el lugar exacto en el que esta se encuentra.

NECESARIA PROTECCIÓN
La gran popularidad de las playas ubicadas en el Egeo ha empujado gradualmente a los animales, obligando que se muden de las mismas. Los científicos esperan que esto no ocurra con esta colonia de focas monje.

“Si quedan abiertas al público, las playas se llenarán de gente y las focas tendrán que irse a otra parte”, explicó también Karamanlidis a BBC Mundo. Además añadió que estas focas solo sobreviven en Grecia debido a que en ese país tienen islas remotas a las que la gente no tiene acceso.

Asimismo, la Sociedad Helénica/Mom está tratando que el gobierno declare como área protegida la zona de la isla en la que habitan estas focas.