"Happy Feet", el pingüino emperador, regresó al océano

El animal fue hallado desnutrido en la playa Peka Peka y acogido por el zoo de Wellington

"Happy Feet", el pingüino emperador, regresó al océano

El pingüino emperador, que perdió el sentido de la orientación y llegó hasta Nueva Zelanda, fue devuelto hoy al océano a través de un tobogán, instalado en la popa de un barco pesquero de investigación.

El curioso animal bautizado como “Happy Feet”, quien fue hallado desorientado y desnutrido en la playa de Peka Peka, en junio pasado, fue acogido y cuidado por el personal del zoológico de Wellington, según informó elmundo.es.

“Happy Feet necesitó un suave empujoncito para abandonar la seguridad que le ofrecía la jaula que fue su hogar durante seis días (…) Se deslizó hacia atrás, pero una vez que entró en contacto con el agua se sumergió enseguida lejos del barco”, contó la veterinaria Lisa Argilla.

El ave marina lleva adherido a su cuerpo un rastreador por satélite y un microchip con la finalidad de que todos sus fans puedan seguir su travesía. Podrá ver el recorrido en las páginas webs www.wellingtonzoo.co.nz, www.sirtrack.com y www.ourfarsouth.org.