¿Listo para dejar de usar las dañinas bolsas de plástico?

Las bolsas plásticas producen toneladas de basura y atentan contra la vida de la fauna marina. Entérate aquí más sobre por qué no las debes usar

¿Listo para dejar de usar las dañinas bolsas de plástico?

Si te has preguntado qué más puedes hacer por tu planeta aparte de reciclar, consumir menos energía y cuidar el agua, aquí la respuesta: reduce al mínimo el uso de bolsas plásticas, o no las utilices, y reemplázalas en la medida de lo posible por otro tipo de materiales.

Todos los días las usamos para infinidad de cosas, pero no somos realmente conscientes de la contaminación que producen. Existe un gran número de bolsas producidas por año de naturaleza no biodegradable, por lo que cada una de ellas tarda cientos de años en descomponerse. Además, su fabricación se realiza a base de combustibles fósiles que implican la emisión de gases contaminantes.

PELIGRO PARA LA FAUNA
Además, atentan contra la fauna, siendo la causa de la muerte de numerosas especies de aves y animales como focas, ballenas y tortugas que ingestan accidentalmente estos trozos de plástico al confundirlos con alimento.

De acuerdo con la Sociedad Océano Azul para la Conservación del Mar, se calcula que son cerca de 100.000 mamíferos marinos y un millón de aves los que mueren anualmente por esta causa o al quedar atrapados en estos desperdicios.

Pero eso no es todo, la invasión de esta basura presenta una alarmante acumulación hacia el futuro, ya que estamos hablando de varias toneladas que se van juntando en todos los botaderos del mundo.

LAS BOLSAS BIODEGRADABLES
Si bien es cierto algunos supermercados han reemplazado las bolsas de polietileno por las bolsas biodegradables, todavía persisten muchos negocios que las siguen usando.

Este tipo de bolsas que cuidan el medio ambiente están diseñadas para desintegrarse en aproximadamente 18 meses después de su fabricación, así que mientras tanto puedes reutilizarlas en tu hogar.

TU GRANO DE ARENA
Cuando vayas a comprar algo puedes usar una bolsa de tela cualquiera, como las que se usaban antaño. Incluso puedes fabricarte una tú mismo y personalizarla a tu estilo, así estarás contribuyendo aunque sea en algo y no llevarás tantas bolsas plásticas a tu casa.

También existen bolsas de tela con bases de cartón, que sirven como una especie de caja para cuando necesites comprar cosas más pesadas o que no entrarían en una bolsa normal. Si te parecen muy incómodas, tienes una opción más: los carritos que tienen un soporte de tela y hasta bolsillos para mantener tus pertenencias más seguras.

La idea es ir disminuyendo poco a poco el consumo en todo el mundo para que éstas se dejen de producir en grandes cantidades, y en algún momento, poder erradicarlas.

Recuerda que puedes predicar con el ejemplo, mientras más personas vean cómo cambia tu actitud para conservar el medio ambiente, más conciencia crearás entre ellos para que hagan lo mismo.