Mueren 31 ballenas piloto tras quedar varadas en Nueva Zelanda

En tanto, hay otros 34 cetáceos en peligro pues no pueden regresar al mar debido a la baja marea

Mueren 31 ballenas piloto tras quedar varadas en Nueva Zelanda

Un total de 31 calderones, conocidos como ballenas piloto, han muerto y otros 34 se encuentran en peligro al varar en aguas poco profundas en la isla Sur de Nueva Zelanda, indicaron este martes autoridades locales.

Los equipos de rescate, que ayer tuvieron que sacrificar un ejemplar debido a su mal estado, afirmaron que es demasiado peligroso tratar de trasladar a alta mar a los cetáceos hasta que no haya marea alta.

Las ballenas piloto fueron descubiertos el lunes por funcionarios del Departamento de Conservación a dos o tres kilómetros de la playa en Golden Bay, en la costa norte de la Isla Sur.

“Se encuentran en un lugar remoto y peligroso, lo único que podemos hacer es vigilar. No soy muy optimista de que podrán salvarse”, declaró John Mason, portavoz del Departamento de Conservación, al diario New Zealand Herald.

En realidad, los calderones no son ballenas sino cetáceos de la familia de los delfines y se distinguen por una protuberancia en sus cabezas llamada melón y sus grandes dimensiones, de hasta 7 metros de longitud y 3 toneladas de peso.