Un oso panda nació en zoológico español

El nuevo cachorro es macho y presenta buenos signos vitales, según los veterinarios que le hicieron su primera prueba neonatal

La cría de oso panda gigante que nació ayer en el Zoo Aquarium de Madrid es un macho de 210 gramos de peso, quince centímetros de longitud y con un excelente estado de salud, según el primer examen neonatal que se le ha practicado.

El cachorro “está robusto, bien formado, muy activo y presenta unas excelentes constantes vitales”, informó mediante un comunicado el equipo veterinario y técnico del zoológico después de limpiar el cordón umbilical y realizar los controles rutinarios al recién nacido.

A estos profesionales les ha sorprendido el peso de la cría, 210 gramos, por encima del promedio, y han recordado que en el crecimiento de los pandas el peso se multiplica por cien hasta la edad adulta, cuando el macho alcanza los 130 kilogramos promedio y la hembra los noventa.

Durante el primer examen veterinario, la cría ha estado en una incubadora adaptada a las condiciones de habitabilidad de su especie y separada de su madre, Hua Zui Ba, que se ha mostrado “muy tranquila” y volcada con su cría en su primer día de vida, amamantándola cada dos horas.

El nuevo osito, que todavía no tiene nombre, es el cuarto ejemplar de panda que nace en el parque madrileño. Su nacimiento es crucial en los intentos para evitar que se extinga su especie.

En toda Europa hay diez ejemplares de osos panda gigantes, tres de ellos en Madrid y el resto en los zoos de Viena (Austria), Beauval (Francia) y Edimburgo (Escocia).