Países en desarrollo subestiman el valor de sus bosques

La UICN indicó que estos espacios son vitales para combatir la pobreza de las comunidades que viven en sus alrededores

Países en desarrollo subestiman el valor de sus bosques

Los países en desarrollo lograrían grandes beneficios con un ligero aumento de la inversión en sus bosques y la entrega de su gestión a las comunidades locales, según un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) divulgado hoy.

Responsables de la organización, que asisten esta semana a un foro mundial sobre los bosques en la ONU, aseguraron que las instituciones públicas han “subestimado” el valor económico de las masas forestales y su importancia para combatir la pobreza que aflige a las comunidades que viven en sus inmediaciones.

“Nuestro trabajo demuestra que tener a la población rural a cargo de la gestión de los recursos forestales es una buena inversión pública”, afirmó en una conferencia de prensa una de los autores del informe, Lucy Emerson.

CAPITALES PRIVADOS SE BENEFICIAN
Según explicó, los capitales privados hace mucho tiempo que han descubierto la rentabilidad de las inversiones en la explotación de los bosques.

Por eso destinan anualmente unos 120.000 millones de dólares al sector, que a cambio les ha proporcionado, en los 30 últimos años, una rentabilidad media del 13%, superior a la de los mercados financieros, apunta el informe.

En contraste, la inversión pública en los bosques apenas alcanza los 12.000 millones de dólares anuales y solo en el 10% de los casos se trata de bosques gestionados a nivel local.

Aumentar el control de las comunidades locales sobre los bosques en los que viven puede agregar “un valor masivo” a su actividad económica, así como al desarrollo de sus países.

En la actualidad, solo el 25% de la masa forestal en los países en desarrollo está en manos de las poblaciones locales, aunque en más de la mitad de los casos estas carecen de títulos de propiedad sobre las tierras que en teoría deben gestionar.

DEPENDENCIA DEL BOSQUE
El informe asegura que unos 1.500 millones de personas, de los que la mitad viven con menos de 1 dólar al día, dependen de esos bosques para sobrevivir.

Además, calcula que los alimentos, combustible, medicinas y otros recursos que se obtienen de estas zonas suman un valor anual de cerca de 130.000 millones de dólares.

Para Emerson, un primer paso para aumentar los beneficios de los bosques, para quienes más los necesitan, sería que las instituciones públicas eliminen las barreras legales y administrativas que a menudo dificultan la gestión local de los recursos forestales.

También pidió que se incremente la inversión pública en los bosques y se facilite el acceso a los mercados de los productos que se pueden obtener de una gestión adecuada de sus recursos.