Un perro ciego aprendió a guiarse gracias al eco de sus ladridos

El can de raza spitz alemán nació sin ojos por un mal congénito y aprendió a movilizarse sin chocarse gracias a la ecolocación

jonmillsswns de YouTube nos presenta a Rowen y a su dueña Sam

(Reportube) Así como lo hacen los murciélagos, el perrito ‘Rowan’, de 18 meses, se mantiene atento al eco que producen sus ladridos, para poder localizarse sin ningún problema.

Según su dueña, la inglesa Sam Orchard, las personas que lo conocen no pueden distinguir si el perro es ciego, ya que se comporta como uno normal. Indica que cuando lo llama, Rowan sabe exactamente donde se esta ubicada.

Volver a la home de Reportube.