Queman 5 toneladas de marfil como protesta en Gabón

A pesar que en este país africano el elefante es una especie protegida, el tráfico de marfil ha llegado a niveles alarmantes en los últimos años

Queman 5 toneladas de marfil como protesta en Gabón

El presidente de Gabón, Ali Bongo, quemó hoy unas 5 toneladas de marfil, procedentes de la caza furtiva de elefantes que el Ministerio de Aguas y Bosques y la Agencia de Parques Nacionales confiscó a cazadores para denunciar los alarmantes niveles a los que ha llegado esta práctica ilegal.

“La caza de elefantes para alimentar el comercio ilegal de marfil en los últimos años ha llegado a niveles alarmantes que amenazan la supervivencia de esta especie icónica de los bosques de la Cuenca del río Congo”, afirmó el Gobierno de Gabón a través de un comunicado remitido a la prensa.

“Este es un acto simbólico con el que queremos enfatizar el compromiso del Gobierno en su lucha contra el tráfico de marfil y es una llamada urgente a la comunidad internacional a apoyar Gabón”, destaca la nota.

“Grupos organizados de hombres armados y motivados sólo por los beneficios económicos vagan por los bosques de la región para sacrificar a cientos de animales”, denuncia el texto, que señala que esta caza furtiva también pone en peligro las vidas de los guardas forestales que tratan de conservar la zona.

ESPECIE PROTEGIDA
En Gabón, donde el elefante es una especie protegida, residen unos 30.000 elefantes, el mayor grupo de África Central, según cifras de la Agencia Nacional de Parques Nacionales (ANPN).

En esta nación de la Cuenca del Congo, segundo pulmón verde del planeta después de la Amazonía, el 85 por ciento del territorio (267.667 kilómetros cuadrados) está cubierto por junglas casi vírgenes, donde se pueden encontrar hasta 1.000 especies de árboles


Tags relacionados

África

caza furtiva

Elefantes

Marfil