Realizarán inventario nacional forestal

También se promoverán la reducción de la deforestación y el manejo forestal que responda a necesidades de mitigación y adaptación al cambio climático

Realizarán inventario nacional forestal

Los ministerios del Ambiente y de Agricultura, y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) pusieron en marcha el proyecto “Inventario nacional forestal y manejo sostenible ante el cambio climático”, el cual demandará una inversión de seis millones 81,512 dólares.

A través de la iniciativa se busca obtener información fidedigna del recurso forestal nacional con un enfoque integral, que será utilizada para el desarrollo de políticas y prácticas que afectan a los bosques y al sector forestal.

El proyecto comprende todo el ámbito del territorio nacional, es decir, a los bosques amazónicos y a los bosques secos del norte, interandinos o relictos. Está previsto culminarlo en tres años con la participación de los gobiernos regionales y la sociedad civil.

El Ministerio del Ambiente (Minam) informó que en el proyecto interviene la Dirección General de Ordenamiento Territorial y las direcciones generales del viceministerio de Desarrollo Estratégico de Recursos Naturales.

Comprenderá tres componentes: inventario forestal nacional multipropósito, fomento de un programa nacional forestal y promoción de prácticas de manejo forestal sostenible.

Los resultados permitirán mejorar la calidad de vida de la población rural y efectuar reportes nacionales e internacionales.

Asimismo, consensuar el desarrollo del sector forestal e integrarlo a planes y procesos de desarrollo nacional, incluidos los relacionados con la reducción de la pobreza, el cambio climático y las relaciones entre la forestería y otros usos del suelo o medios de vida.

Se promoverá, además, prácticas de manejo forestal sostenible, que respondan a las necesidades de mitigación y adaptación al cambio climático, así como a la reducción de la deforestación y la degradación forestal.

La inversión será financiada con fondos provenientes de la FAO y la contribución del Gobierno peruano, a través del Minam y el Ministerio de Agricultura.