Trujillo y Cusco también apagaron las luces durante 60 minutos por el planeta

En la Ciudad de la Eterna Primavera se realizaron diversas actividades, mientras que en la Ciudad Imperial los ciudadanos tuvieron que exigir a los negocios que participen en “La Hora del Planeta”

Dos des ciudades más importantes del país mostraron al mundo su compromiso con el futuro del planeta participando en la campaña global contra el cambio climático denominada La Hora del Planeta, aunque con distintos matices.

En Trujillo el compromiso fue ejemplar, pues en la Plaza de Armas no solo se apagaron las luces sino que además se desarrollaron actividades artísticas y simbólicas, entre ellas el lanzamiento de un globo impulsado con aire caliente, la colocación de un conjunto plantas que al unirlas formaban el número 60 y hasta exhibiciones de marinera.

El panorama fue distinto en Cusco donde se esperaba una manifestación similar en su céntrica plaza de armas. Llegada la hora del planeta (8:30 p.m.) no se observó ningún cambio en la noche cusqueña hasta que un centenar de activistas y ciudadanos exigieron a los negocios ubicados alrededor de la plaza que apagaran las luces para ahorrar energía.