La Unión Europea espera utilizar un 100% de energías renovables en el 2050

La propuesta intenta combatir el cambio climático y ser una opción sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental

La Unión Europea puede basar su sistema energético al 100% en energías renovables en el 2050, según un estudio presentado hoy ante el Parlamento Europeo por el Consejo Europeo de las Energías Renovables (EREC).

Según EREC, se trata de una cuestión de “voluntad política” más que de disponibilidad de tecnologías que depende de que la UE tome en la actualidad las medidas necesarias para avanzar hacia un futuro más sostenible.

El presidente de EREC, Arthouros Zervos, aseguró hoy que basar en fuentes renovables el suministro de energía para electricidad, sistemas de calefacción y aire acondicionado y transporte tendría un impacto positivo en el sistema de abastecimiento de la UE y en las emisiones de dióxido de carbono, explica EREC.

Según el estudio, titulado “RE-thinking 2050”, recurrir a las renovables es la única “opción sostenible” para la UE desde el punto de vista económico, medioambiental y social.

El análisis presenta una hoja de ruta sobre cómo pueden las diferentes fuentes de energía renovable contribuir a lograr un suministro sostenible en el 2050.

“El beneficio potencial de un futuro basado en renovables es múltiple: combatir el cambio climático, reforzar la seguridad energética y crear empleos orientados hacia un futuro sostenible”, destacó Zervos.

EREC calcula que el desarrollo de las renovables podría suponer en el 2020 un ahorro anual de 1.200 Mt de CO2 en comparación con los niveles de 1990, lo que en 2050 se traduciría en un recorte del 90% de las emisiones de la UE relacionadas al uso de energía.

Esta reducción supondría alrededor de 3.800 miles de millones de euros de beneficio en el 2050, ya que la inversión inicial necesaria sería compensada con los ahorros logrados al evitar los costos que implican el uso de combustibles fósiles y las emisiones de CO2.

A estos beneficios se sumarían las ventajas sociales que implicaría el cambio en materia de creación de empleos.

“Si se siguiera el camino marcado por “RE-thinking 2050”, el sector energético emplearía a un total de más de 2,7 millones de personas en el 2020 y cerca de 4,4 millones en el 2030”, afirmó Zervos, y aseguró que la proporción aumentaría en el 2050 hasta los 6,1 millones de personas.

Para lograr este objetivo, la UE debe llevar las renovables a todas las políticas europeas desde la energía, el clima y la investigación hasta la cooperación internacional y el desarrollo regional, añadió Zervos.