Asociación de Food Trucks: gastronomía sobre ruedas

Alejandro Acuña y Mariano Escobal hicieron posible que haya en el Perú una plataforma itinerante con sabor y creatividad. Con sus foodtrucks están innovando en el sector.

Asociación de Food Trucks: gastronomía sobre ruedas

Hoy, veinte food trucks conforman la asociación. Han llevado su propuesta a algunos distritos y eventos de Lima.

En el 2015, ocho camiones viajaron en caravana por diecisiete horas de Lima a Trujillo. Durante el periplo, se quedaron sin gasolina, hicieron paradas para dormir y estuvieron varados en terrenos baldíos. Si a uno se le malograba una llanta, todos los demás paraban para ayudarlo.

En ese trayecto, llamaban la atención no solo porque viajaban juntos, como un circo itinerante, sino porque cuando se detenían, desmontaban sus vehículos y se ponían a cocinar. Salchipapas, hamburguesas, alitas de pollo, sushi, hot dogs. Todos los sabores y olores comenzaban a invadir la carretera y no hizo falta mucho tiempo para que varios curiosos, atraídos por la comida y lo vistoso de los camiones, se acercaran a pedirles que cocinen algo para ellos.

Esa vez, varios miembros de la Asociación de Food Trucks del Perú viajaban al norte para un festival, liderados por Alejandro Acuña y Mariano Escobal, los fundadores. Su objetivo era crear una hermandad de emprendedores que reinvente los espacios públicos de la ciudad con la algarabía de la comida.

Alejandro Acuña estudió Administración de Empresas, pero dejó la carrera para estudiar cocina, lo que realmente le apasionaba. Trabajó en varios restaurantes en Perú y Estados Unidos, hasta que puso su propio negocio de comida: Lima Sabrosa, una hamburguesería en Miraflores que al poco tiempo tuvo su versión food truck y que hoy recorre parques y plazas de Lima.

Por su parte, Mariano Escobal, norteño enamorado de la comida, vivió desde siempre rodeado de mesas familiares servidas con las delicias del norte. Cuando se mudó a Lima, se dedicó a la comunicación audiovisual y a la publicidad, hasta que fue encontrando su camino cuando incursionó como gestor de las cenas pop up: una especie de restaurantes itinerantes que se pusieron de moda en las capitales más importantes del mundo.

Cuando ambos se juntaron, concibieron la idea de tener una cocina móvil que vaya por diversos lugares de Lima y del país; pero también con un componente importante: proteger la cultura. La filosofía de la Asociación de Food Trucks del Perú es que la cultura esté por encima del negocio y para ellos esa cultura es que deben dar un buen servicio, buenos insumos, mucha creatividad, atención cálida y, donde vayan, hermandad y compañerismo entre ellos.

 

Mishky Mikuna. #moyobamba #regionsanmartin #streetfood #pollocanga #humohumo #losfoodtruckers #camionenruta #marianoyale

Una publicación compartida de Los Food Truckers (@losfoodtruckers) el

Hoy, veinte food trucks conforman la asociación que ha ido creciendo y consolidándose con el tiempo. Han llevado su propuesta a Barranco, San isidro, Surco, a las playas del sur durante el verano y, contratados por empresas por su creatividad y buen servicio, a varios eventos privados en Lima y provincia.

Alejandro y Mariano conocen, con toda esta experiencia, que manejar un food truck y agrupar a toda una asociación puede ser aun más difícil que llevar un restaurante. Con su equipo, se han enfrentado a detractores que opinan que este concepto de comida es foráneo y les han dado las espalda, sin embargo, ellos creen realmente en lo que hacen y no han abandonado su norte.

Ahora, además, con su programa de YouTube “Los Food Truckers” ambos visitan restaurantes, huariques y carretillas de todo Lima con la idea de inspirarse y replicar lo mejor de esas cocinas en su versión móvil. Cocinan también un piloto de un programa de mayor escala que cuente su viaje en un food truck a todo el Perú, buscando lo mejor de la gastronomía y la cultura.


✎ Escribe: Diana Hidalgo
❉ Fotos: Lucía Ríos


Tags relacionados

food trucks

Gastronomía