El Comercio

Copa América Centenario 2016


Brasil: radiografía del equipo que Perú sueña con eliminar

Brasil, último rival de Perú en la Copa América Centenario, tiene una etiqueta que podría ser difícil de borrar

Brasil: radiografía del equipo que Perú sueña con eliminar

Brasil, último rival de Perú en la Copa América Centenario, tiene una etiqueta que podría ser difícil de borrar. (Foto: AFP)

Renzo Galiano Sedán

Cada vez que la selección de Brasil participa en un torneo importante, sea una Copa del Mundo o una Copa América, siempre es serio candidato para ser el campeón. En Estados Unidos, no es la excepción. Sin embargo, su juego está muy distante a esos momentos cumbres donde realizaba un fútbol bonito y cautivador. El rival de Perú en Copa América Centenario perdió la magia y el respeto luego de su dura caída ante Alemania. Hoy, buscan recobrar, aunque sea, la jerarquía.

¿Cómo juega la 'Canarinha' de Dunga?

La formación de este nuevo Brasil, mejor dicho reconformado, ya que las lesiones impidieron que los mejores se presenten en la Copa, es de 4-1-4-1. Un esquema poco ortodoxo en el fútbol latino. Aunque sirvió bastante para golear y masacrar al combinado de Haití por 7-1. Un resultado que volvió a abrir la cicatriz del 'Mineirazo'.

El arco está cuidado por el joven Allison. Ha demostrado su capacidad y altos reflejos. Atrás quedó la pugna por el guardián del arco. Cuando tranquilamente Diego Alves podría ser voceado para ser el titular.

La defensa solo tiene a dos conocidos: Dani Alves y Filipe Luis. No están Thiago Silva y David Luiz. Inoperantes para Dunga. Se optó por Marquinhos y Gil, jugadores sin mucho cartel, pero con bastante seguridad en la zaga.

El mediocampo es un verdadero dolor de cabeza para todo oponente y Perú puede pagarlo caro si es que no ejecuta un plan defensivo compacto. Renato Augusto es un animal que olfatea toda jugada de gol. William es un torpedo que puede ser la unión de dos Jefferson Montero. Y Coutinho es un diamante en bruto. Contra Haití se despachó con un triplete sin despeinarse.

Quizás, los pentacampeones del mundo están confiados para jugar con un volante de contención- no estará Casemiro por doble amarilla- pero aun así brindarán una presión asfixiante. Ante la blanquirroja es bastante probable que esté Wallace ocupando esa posición.

Arriba, donde los delanteros marcan diferencias, la situación es algo crítica. Sin Neymar y Douglas Costa, el adiestrador brasileño se decidió por Gabriel Almeida y Jonás. La crisis de constructores del gol es grande, tan grande como los sueños de Brasil para ser campeones de la Copa América Centenario.

Dunga: un entrenador que no describe la alegría del balompié brasilero

Controversial. Es una de las personas más serias en una dirección técnica. Su aire de líder de aquel zaguero de 1994 quedó en el tiempo. Así sea el más grande de todos, en Brasil sienten que él no puede representar la expresión máxima de la felicidad del balompié.

"Acá en Brasil muchas personas no tienen mayor atracción con la selección después que empezamos a jugar muy mal y tener a Dunga, un personaje muy exquisito en el peor sentido de la palabra. Es un hombre muy cerrado, triste. No tiene nada que ver con los brasileños", apuntó el periodista del portal "Globoesporte", Fred Gomes.

Dunga cada día convive con las críticas, como si fueran saludos del pueblo. En Chile 2015 quedó fuera de la Copa América en cuartos de final ante Paraguay mostrando un pobre nivel colectivo. Su personalidad es tan grande que no reconoce en donde tiene que cambiar para bien. Pero no huyó al reto de reconstruir una Brasil descompuesta después de su Mundial. Así Dunga levante el nivel, el pueblo lo seguirá mirando con recelo por su intolerante carácter.

Philippe Coutinho: la luz al final del túnel

La hinchada 'verdeamarelha' siempre lo pidió. Muchos técnicos todavía dudaban de su convocatoria. A manera de desquite, el hombre de Liverpool hacía goles hasta el cansancio. Nunca se rindió. Y, el premio fue el llamado por parte de Dunga para la Copa América de Chile 2015.

Philippe Coutinho es un típico brasileño porque juega con mucha algarabía. Ninguna anotación que realiza es fea, al contrario, una es más bonita que otra. Determinémoslo como una gacela en ese campo verde que es como su selva. Trepa y trepa kilómetros para dar el zarpazo final a las redes, como ante Haití. Un hatrick no es poca cosa.

Sus números van en aumento. En las Eliminatorias solo actuó 23' y gritó conquista en una oportunidad en amistoso. Ahora, su historia es otra. Tiene oportunidades. Tiene talento. Tiene confianza. Tiene juventud. 

En defensa, Perú dejó claro que tiene todavía problemas. Ante Ecuador y Jefferson Montero lo pudimos observar. "Es un equipo que tiene buena contra, pero atrás no es fiable. Me imagino que Coutinho y William serán desequilibrantes. Son dos jugadorazos de Premier League", sostuvo Victor Canedo, reportero de la misma cadena de noticias en mención.

 

 Punto para la historia: Brasil es un padre sobre Perú

El alumno (todavía) no puede superar al maestro. Didí nos inculcó ese estilo bonito en la década de los 70'. Supimos mantenerlo por un largo tiempo, pero luego la ominosa cadena arrastró.

La selección peruana solo derrotó a Brasil en tres oportunidades. Dos de ellas en Copa América. Por allá en 1953 y 1975, esta última nos permitió tocar la gloria siendo campeones del certamen. En 1985 fue el cierre de las victorias gracias a un tanto de Julio César Uribe en el Mané Garrincha. 

En adelante. Por lo menos, conseguimos empates dulces y amargos. El año pasado, casi arañamos lo mismo. La brillantez de Neymar y el ingenio de Douglas Costa nos enterró. Este capítulo es otro. Esperemos firmarlo con un resultado positivo y decoroso. 

LEE MÁS SOBRE...