Abidal se fue llorando y decepcionado del Barcelona: “Quería seguir”

El club catalán le ofreció las escuelas de fútbol y el francés, que superó un trasplante de hígado, no aceptó

Abidal se fue llorando y decepcionado del Barcelona: “Quería seguir”

El francés Eric Abidal confirmó hoy emocionado que abandonará el Barcelona al término de la temporada tras seis años llenos de logros deportivos y personales, aunque reprochó a los dirigentes azulgranas que no contaran con él cuando así se lo habían prometido.

“Es un día complicado para mí. He jugado seis años en el Barcelona y ha sido la experiencia más fuerte de mi vida”, afirmó Abidal con los ojos húmedos en una multitudinaria rueda de prensa en el Camp Nou.

Abidal, de 33 años, no escondió en las últimas semanas su deseo de renovar con el Barcelona después de superar un trasplante de hígado. Sin embargo, no contó con la aprobación por parte del club, dispuesto sólo a ofrecerle un contrato como técnico o embajador de la entidad.

“Abidal tiene el perfil ideal para ser el director de las escuelas de fútbol. Cumple todos los requisitos”, aseguró el presidente blaugrana, Sandro Rosell. No lo vio así Abidal, quien se sentía con fuerzas e ilusión de seguir en el Barcelona, pero como jugador.

“Entiendo y respeto la decisión del club. Me hubiera gustado seguir jugando en el Barza, pero el club lo ve diferente y lo tengo que respetar. La verdad es que fue muy triste, pensaba seguir porque he luchado mucho para volver a jugar aquí. Al final hay dos caminos, sigues o no. Seguiré en otro sitio”, afirmó.

SE FUE DECEPCIONADO
Abidal reprochó así al Barcelona su cambio de opinión en los últimos meses. Porque en diciembre de 2012, el vicepresidente deportivo del club, Josep María Bartomeu, aseguró: “El contrato de renovación de Abidal está redactado y cuando juegue su primer partido, lo firmaremos”.

Ese momento se produjo el 6 de abril, cuando el francés jugó ante el Mallorca sus primeros minutos después de 402 días alejado de los terrenos de juego por el trasplante.

Pero el club azulgrana rectificó las palabras de Bartomeu y se echó atrás, para decepción de un Abidal que ahora busca su último contrato lejos de la que fue su casa durante los últimos seis años.

Con el club azulgrana, el defensa francés no solo conquistó cuatro Ligas españolas y dos Champions League, entre otros trofeos, sino el cariño de hinchada y compañeros.

“He tenido mucha suerte, también he luchado mucho. He hecho cosas que nunca antes nadie había hecho”, dijo al recordar el cáncer de hígado y su posterior trasplante.

Como confió hasta el último momento en la renovación con el Barcelona, ahora Abidal no tiene ofertas y debe buscar equipo, según confesó él mismo.

“Me hubiera gustado seguir en el Barça. La salud me lo permite. Es muy difícil colgar las botas y cambiar de vida. No tengo ofertas, tengo tiempo para pensarlo. Lo importante va a ser el último partido, a ver si el míster me pone y puedo jugar los últimos minutos en el Camp Nou”, expresó.

Esa oportunidad llegará el sábado, cuando Abidal podrá despedirse de su hinchada en el partido ante el Málaga, correspondiente a la última jornada de la Liga española.

“Me voy, pero seguro que volveré”, dijo Abidal delante del presidente del club, del director deportivo, Andoni Zubizarreta, y de muchos de sus compañeros.

El jugador francés también estuvo arropado por los cuatro capitanes del equipo Carles Puyol, Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Víctor Valdés, junto a otros compañeros como Cesc Fábregas, Jordi Alba, Adriano, Gerard Piqué, Alexis Sánchez, Javier Mascherano o Jonathan Dos Santos.

También estuvo presente el equipo técnico, con el entrenador Tito Vilanova a la cabeza, y Abidal abrazó al final de la rueda de prensa a todos los compañeros e incluso a los periodistas en su emocionante despedida.