VIDEO: las agresiones que mancharon la historia del fútbol

A propósito de la brutal patada en la cara que Camoranesi le dio a un rival, un repaso a las faltas más violentas que se han visto en un campo de juego

Videos: YouTube

JOAQUÍN ORTIZ RIVAROLA
Redacción online

La patada en la cara que Mauro Camoranesi (Lanús) le propinó a Patricio Toranzo (Racing Club) no ha hecho sino ganarse el repudio del mundo del fútbol. Porque aunque Maradona haya dicho que la pelota no se mancha, hay jugadores que con agresiones y reacciones inexplicables se encargaron de escribir algunas de las páginas más negras de la historia del fútbol. A continuación, un repaso a otras faltas –hoy tristemente célebres- que se ganaron el repudio generalizado.

1.- Noquearon al ‘Animal’: Supercopa de 1995. Flamengo vencía 3-0 a Vélez en el Maracaná y al díscolo atacante brasileño Edmundo, conocido como ‘El Animal’ por su carácter irascible y sus violentas reacciones, se le ocurrió darle una cachetada al defensa argentino Flavio Zandoná. Este último respondió con un manotazo y luego, cuando Edmundo ya se había dado media vuelta, le pegó un brutal puñete en la cara. Edmundo acabó KO en el suelo, Romario salió a defender a su compatriota y se armó una batalla campal. “Nunca me arrepentí” diría Zandoná 14 años después.

2.- El codazo de Leonardo a Tab Ramos: Brasil y Estados Unidos jugaban por los octavos de final del Mundial de 1994. El brasileño Leonardo y el estadounidense Tab Ramos disputaban un balón cerca del lateral. Molesto porque no podía quitarle el balón, el lateral de los actuales pentacampeones del mundo le propinó un terrible codazo en la cara a Ramos que le originó una fractura de cráneo. Por esa terrible acción Leonardo fue suspendido solo por cuatro partidos.

3.- Pepe, el carnicero de Madrid: En el 2009, Real Madrid empataba 2-2 con el modesto Getafe en el Bernabéu y quedaba a 5 puntos del Barcelona en la lucha por el título. Casi al final del partido, el portugués Pepe corta un ataque del equipo visitante pero comete penal. Descontrolado porque con esa falta ponía a su equipo al borde del descalabro, el defensa madridista la emprendió a patadas contra Casquero, que estaba tirado en el piso, y luego le propinó un puñetazo a Albín.

4.- La patada de Camino a Navarro: Argentina y Perú jugaban en Buenos Aires un partido decisivo por las Eliminatorias a México 86. Apenas iniciado el encuentro, el defensa albiceleste Julián Camino le entró a Franco Navarro de una manera absolutamente desleal y le rompió la pierna. Fue una patada que le dolió a todo el país. Se dice que Bilardo, un especialista en el juego sucio, le habría encomendado a su pupilo la misión de sacar a Franco de la cancha. Hasta el día de hoy Julián Camino pide perdón y dice que nunca tuvo la intención de quebrar al peruano. Nadie le cree.

5.- La terrible venganza de Roy Keane: Al futbolista irlandés Roy Keane le tomó tres años llevar a cabo su macabro plan de venganza. En el 2001, en un partido que su equipo, Manchester United, disputaba ante su eterno rival, Manchester City, Keane encontró el momento exacto para cobrarse la revancha con el noruego Alf-Inge Haaland, quien unas temporadas atrás le había causado la rotura de ligamentos en la rodilla. Keane entró de manera demencial con los toperoles arriba e impactó en la rodilla del noruego. Haaland tuvo que dejar el campo en camilla y poco tiempo después, incapaz de recuperarse, abandonó el fútbol. Años después Keane confesó en su autobiografía que esa entrada fue premeditada.

6.- El cabezazo de Zidane: Final de Alemania 2006. Zinedine Zidane juega su último partido como profesional y tiene la gran posibilidad de retirarse como campeón mundial. Pero hasta al jugador más cerebral del mundo le puede fallar la cabeza. Desquiciado por una agresión verbal del rey del antifútbol, Marco Materazzi, Zidane le aplicó un cabezazo en el pecho al defensa italiano y se ganó la tarjeta roja. Esa fue la tristísima última acción en una cancha de quien era un artista con el balón.

7.- Maradona también sabía pegar: Frustrado porque Argentina caía ante Brasil en España 82, y buscando vengar a un compañero suyo que había recibido una falta, Diego Armando Maradona levantó los toperoles y planchó en el abdomen al brasileño Joao Batista. Diego fue expulsado y se fue sin reclamar. Su zurda no servía solo para hacer arte en la cancha, también la utilizaba para patear. Y muy duro.

8.- La criminal entrada a Maradona: Si hay un jugador del que Maradona no se va a olvidar jamás es de Andoni Goicoetxea. El 24 de setiembre de 1983, Barcelona jugaba con Athletic de Bilbao, el central del equipo vasco le entró por atrás a Diego e impactó con toda su fuerza en el tobillo del ‘Diez’. Maradona terminó fracturado y Goicoetxea solo recibió una tarjeta amarilla por esa infame patada.