Alemania espera romper la férrea defensa australiana en su debut en Sudáfrica 2010

Desde México 86, los germanos han iniciado sus participaciones coperas con un triunfo. Los dirigidos por Joachim Low esperan mantener esa buena racha

Alemania espera romper la férrea defensa australiana en su debut en Sudáfrica 2010

Alemania, tres veces campeona del mundo, buscará este domingo con un equipo “joven y con hambre”, según su capitán, una victoria aplastante sobre Australia, la selección más débil del Grupo D , a fin de prolongar la trayectoria victoriosa de su primer partido en los cinco Mundiales anteriores.

Desde el Mundial de España’82 Alemania, cuando cayó por sorpresa frente a Argelia por 2-1, Alemania no conoce la derrota en su debut mundialista y Australia no parece en condiciones de truncar la trayectoria germana. Las dos veces que se han enfrentado ha vencido Alemania (3-0 y 4-3).

La baja por lesión de su capitán, Michael Ballack, no modifica la eterna condición de favorita que Alemania, por su historial, tiene garantizada siempre en un Mundial, cualquiera que sea el estado de forma en que llega.

Una victoria con buena diferencia de goles es importante para Alemania en Durban con miras a los demás partidos del grupo, contra Serbia y Ghana.

Con uno de los equipos más jóvenes del Mundial (25,4 años de media), el seleccionador Joachim Low se dispone a prolongar la gloriosa tradición de la selección alemana, actual subcampeona de Europa y tercera en la última Copa del Mundo, que persigue alzar su tercera Copa, algo que no consigue desde hace veinte años.

El capitán, Philipp Lahm, manifestó su deseo de “empezar con una victoria para que el equipo reciba una nueva dosis de confianza. Es un equipo joven y lo jugadores tienen hambre”, afirmó. Alemania es el tercer equipo más joven del Mundial, solo por detrás de Ghana y de Corea del Norte.

El seleccionador trató, no obstante, de prevenir un exceso de confianza: “Vamos seguros de nuestras fuerzas, pero tenemos mucho respeto hacia Australia. Son un equipo bien organizado. No es espectacular, pero trabajan bien y son increíblemente fuertes en el aspecto físico”, precisó.

Alemania ha ofrecido una aceptable imagen en los partidos de preparación, con tres victorias, una derrota (frente a Argentina por 1-0) y un empate, frente a Costa de Marfil, en noviembre pasado. El mismo balance que Australia en cinco encuentros, aunque ésta perdió el último, el pasado día 5 frente a Estados Unidos (3-1).

Para los ‘Socceroos’, un equipo, por el contrario, bastante viejo en comparación con el alemán (29 años de media), el partido contra Alemania constituye un reto. “Vamos a enfrentarnos probablemente con el equipo más duro del mundo”, asegura el delantero Harry Kewell.

El seleccionador, el holandés Pim Verbeek, ha confiado en casi todos los que acudieron al Mundial 2006, formando un equipo alrededor de los veteranos Mark Schwarzer, Kewell, Lucas Neill y Tim Cahill. Este último, jugador del Everton inglés, ha sido clave en el funcionamiento del equipo en los últimos encuentros.