Chile vs. Ecuador: el negocio del empate para clasificar al mundial

La ‘Roja’ y la ‘Tricolor’ tienen 25 puntos. Si igualan estarán directamente en Brasil 2014 y Uruguay iría al repechaje

Chile vs. Ecuador: el negocio del empate para clasificar al mundial

Resulta difícil que en ese partido haya un soplo de coraje, ya que el negocio de Chile y Ecuador de este martes- es un empate que los llevaría a ambos al Mundial Brasil 2014. Si alguno de ellos arriesga, corre el peligro de dejarle el puesto a Uruguay, que al menos tiene asegurado el repechaje ante Jordania.

No es que vayan a relajarse, pero Chile y Ecuador saben que los números le juegan a favor y que si salen a campo traviesa ello podría ser mortífero para el perdedor, en caso de que Uruguay derrote a Argentina, que llega con el primer puesto asegurado a la última fecha de esta carrera sudamericana que se inició hace dos años.

Con Argentina (32 puntos) y Colombia (27) clasificados, los otros dos pasajes directos se lo disputan Ecuador, Chile (25) y Uruguay (22). Fuera de toda discusión quedaron Venezuela (20), los ‘llaneros’ descansan, Perú (14), Paraguay (12) y Bolivia 11).

Chile-Ecuador jugarán en Santiago y Uruguay-Argentina lo harán en Montevideo, en la última fecha que se completa con Paraguay-Colombia (Asunción) y Perú-Bolivia (Lima).

¿URUGUAY DEBE GOLEAR?
Se dice que Uruguay necesita golear, pero eso no es tan certero. Lo que necesitan los ‘charrúas’ primero es ganar y que no haya un empate entre la ‘Roja’ y la ‘Tricolor’.

Si golea, mucho mejor. Pero a Uruguay podría bastarle un 2-0 para clasificarse, por ejemplo, si Ecuador vence 3-0 a Chile. Y si Uruguay doblega 3-0 a un equipo argentino con abrumadora ausencia de titulares, entre ellos Lionel Messi, solo necesita una victoria 2-0 de los ecuatorianos, que están casi a salvo de una catástrofe, siempre y cuando no sean goleados.

Simples matemáticas: Ecuador tiene 19 goles a favor y 14 en contra (+ 5 de diferencia); Chile 27-24 (+ 3) y Uruguay 22-23 (- 1).

Si apuestan todo, Chile y Ecuador pueden quedarse sin nada. ¿Van a permitir que se les derrumbe el mundo? Difícilmente. En este tipo de partidos, a veces suele prevalecer un pacto no hablado ni escrito de no agresión.