Diane Van Deren, la historia de una súper atleta que corre como Forrest Gump

Una cirugía que la curó de epilepsia la dejó sin noción del espacio y el tiempo. La estadounidense aprovecha esto para correr sin parar

Diane Van Deren, la historia de una súper atleta que corre como Forrest Gump

¿Se acuerda de Forrest Gump? Hagamos memoria. Gump era un peculiar personaje, encarnado por Tom Hanks, que solía correr miles de kilómetros sin razón alguna. Lo hacía solo porque amaba correr. Pues ahora existe una mujer estadounidense que le sigue los pasos. Su nombre es Diane Van Deren. Corre, corre y no para. Su viaje no tiene fin, por ahora.

Van Deren se sometió hace unos años a una cirugía que la curó de epilepsia; sin embargo, quedó con secuelas en la percepción espacio-tiempo. Esto le provoca no tener recuerdos ni noción del tiempo, y le ha sacado provecho para correr sin parar.

Sí, tal como lo hacía Forrest. ¿Pero qué dice ella sobre el mítico personaje de la pantalla grande? “Acabo de correr mil millas (1600 kilómetros aproximadamente). Me tomó 22 días en correrlos a lo largo de todo el estado de Carolina del Norte. Dormí una hora cada noche. Había gente corriendo conmigo a través de las montañas y de los ríos, de las ciudades y de las playas. Y es por eso que corro y corro, porque tengo compañía y amigos, y risas y buena vibra. Sobre Forrest Gump, supongo que a los dos nos gusta correr y los chocolates”, reveló.

Como Gump, entonces, ama el que considera el arte de correr. “Yo amo correr porque me da una oportunidad de ir a las montañas, a la naturaleza, sin teléfono ni televisión, sin auto. Es tranquilo y calmado, es mi tiempo de meditación y es mi tiempo con Dios”, dijo Deren en una entrevista con “Emol” de Chile.

“Cuando corro me inspiro para escribir música, es mi tiempo de ser creativa. Correr para mí es una verdadera forma de expresión. Yo renuncié al tenis profesional, lo jugué en ese nivel por 4 años, hasta que conocí a mi marido y tuve mis tres hijos, cosas importantes que hacer”, contó.

Luego de haberse sometido a la cirugía, Deren explica que se “desorienta mucho”. Por ello debe siempre estar alerta, pendiente del tiempo y en el lugar que se encuentra. En 2008 realizó una de las carreras más importantes en su carrera. Se convirtió en la primera mujer en completar 480 kilómetros con una temperatura de 40° bajo cero, en ocho días.

“Me siento bendecida. He podido hacer todo lo que me he trazado, prácticamente todo lo que profesionalmente he deseado. Me siento muy agradecida habiendo hecho tantas cosas. Pero siempre estoy abierta a futuras ideas y desafíos”, explicó.