Dos jugadores mexicanos fueron suspendidos por seis meses tras una fiesta en la concentración

Carlos Vela y Efraín Juárez fueron los sancionados. Otros once fueron multados por organizar una celebración con mujeres y alcohol tras un amistoso

Dos jugadores mexicanos fueron suspendidos por seis meses tras una fiesta en la concentración

Carlos Vela, delantero del Arsenal de la liga inglesa, y Efraín Juárez, mediocampista del Celtic de Escocia, quedarán marginados del ‘Tri’ por seis meses, dijo en rueda de prensa Néstor de la Torre, director de selecciones nacionales de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

“Serán suspendidos durante seis meses (…) debido a las faltas a cuatro artículos del reglamento interno de la selección nacional”, dijo De la Torre.

Los artículos que violaron los jugadores fueron los que se refieren a “observar una disciplina intachable; recibir visitas en los horarios especificados y dentro de las áreas asignadas”, así como “presentarse en los lugares que previamente les hubiesen informado y a conducirse con respeto y seriedad”.

El reglamento también indica que “las visitas no podrán ingresar a vestidores, campos de fútbol, zonas del hotel en el Centro de Alto Rendimiento o habitaciones de hoteles”.

LOS OTROS IMPLICADOS
Además, el organismo multará con 50,000 pesos (3,900 dólares) a once jugadores más entre los que se encuentran los delanteros Javier ‘El Chicharito’ Hernández y Giovani dos Santos, el experimentado zaguero Rafael Márquez y el portero Guillermo Ochoa.

De la Torre dijo que el dinero será donado a alguna fundación de beneficencia en la fronteriza Ciudad Juárez, en donde el equipo tendrá su próximo amistoso, o en el estado de Veracruz, recientemente golpeado por el huracán Karl.

La lista de multados la completan Francisco ‘Maza’ Rodríguez, Carlos Salcido, Andrés Guardado, Gerardo Torrado, Pablo Barrera, Enrique Esqueda y Héctor Moreno.

“Sí se platicó con la mayoría y hubo aceptación total, otros mencionaron algunas dudas que se platicaron pero en general es un tema aceptado. Es un error que se cometió, el primer paso para poder progresar y caminar hacia adelante es reconocer cuando uno comete errores”, aclaró el directivo.

El 7 de septiembre, los jugadores organizaron una fiesta en su hotel de concentración tras vencer 1-0 a Colombia un amistoso en la norteña ciudad de Monterrey.

Los futbolistas explicaron que hicieron la fiesta en el hotel porque no se les permitió salir a la calle por la inseguridad que ha golpeado a Monterrey en los últimos meses y aseguraron que solo se invitó a familiares y amigos.