DT de Uruguay: "No hay receta para detener a Messi"

Óscar W. Tabárez indicó que no enviará una marca especial a la ‘Pulga’

DT de Uruguay: "No hay receta para detener a Messi"

La selección uruguaya no tendrá una fijación especial para marcar a Lionel Messi en el partido ante Argentina por los cuartos de final de la Copa América ya que no hay una receta para detenerlo, dijo el entrenador Óscar Tabárez.

Argentina se medirá con Uruguay el sábado en Santa Fe con la esperanza de mostrar un mejor nivel que en la etapa inicial, en la que Messi logró explotar todo su potencial recién en el tercer partido ante Costa Rica.

“Si uno tiene un problema y no tiene la solución, para qué preocuparse. Messi nos puede crear muchos problemas que no desaparecerán por más que nosotros intentemos evitarlos”, dijo Tabárez.

“Pero hay muchas cosas que podemos hacer que ni Messi ni ninguna otra persona puede impedirlo. Aquellas cosas que forman parte de la identidad de este grupo, de ser tercos, de creer que podemos”, agregó.

UNA NUEVA HISTORIA
Argentina y Uruguay terminaron segundos en sus grupos, detrás de Colombia y Chile, respectivamente. Ambos llegaron a la instancia de los ocho mejores tras un triunfo y dos empates.

“Vamos a procurar prepararnos bien para el partido, pero conscientes de que la historia empieza cuando comience el partido. Nosotros deseamos que nos salga un partido redondo y que a Argentina no le salga tan bien. Pero vamos a ver lo que nos dice la realidad”, señaló Tabárez .

El entrenador se mostró confiado en lo que pueda hacer su equipo, aunque destacó que le quedan facetas por mejorar.

“Nosotros trabajamos mucho en limitar al rival y también en crearle problemas. Creo que no estamos en una etapa y no sé si alguna vez lo estaremos para decir: nosotros jugamos y no importa lo que haga el rival”, explicó el técnico.

“Por las características del país, no tenemos la posibilidad de sólo preocuparnos de proponer y que nos marquen a nosotros. Eso está más para los equipos de mucha tradición futbolística que tienen una posibilidad de elección mayor a la nuestra en cuanto al número (de jugadores)”, agregó.

Uruguay aun no ha podido replicar el juego mostrado en el Mundial 2010, donde el equipo de Tabárez fue cuarto y mostró pasajes de un alto nivel, además de una constante intención ofensiva.