Equipo campeón de Brasil vivió momentos de terror en avión

El plantel de Fluminense sufrió un dramático aterrizaje. El festejo del título del Brasileirao con los hinchas fue breve

Equipo campeón de Brasil vivió momentos de terror en avión

Los jugadores del Fluminense vivieron minutos de terror en el vuelo que los transportó esta madrugada a Río de Janeiro, poco después de conquistar por anticipado el título del fútbol brasileño.

Un problema mecánico en el avión que transportó el equipo desde la ciudad de Presidente Prudente obligó el piloto a realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Río de Janeiro, donde la aeronave llegó con casi una hora de retraso y tocó tierra protegido por varias ambulancias y vehículos del Cuerpo de Bomberos.

El aterrizaje se realizó finalmente sin problemas graves, y fue festejado por los jugadores con gritos de “tetracampeón”, en referencia a los cuatro títulos del Campeonato Brasileño conquistados hasta hoy por el equipo carioca.

El guardameta Diego Cavalieri comparó la tensión a bordo a la sufrida victoria por 3-2 sobre el Palmeiras en Presidente Prudente que aseguró al Fluminense el título brasileño.

“Fue como el partido. Todo estaba tranquilo y de pronto hubo un drama antes del gol del título. También en el vuelo salimos tranquilos y vivimos este drama por el problema en el tren de aterrizaje. Pero, ahora, todo es alegría”, afirmó el arquero, considerado como una de las figuras claves de la victoriosa campaña del “tricolor” carioca.

En el partido decisivo, los cariocas llegaron a tener una ventaja por 2-0 pero permitieron el empate del Palmeiras antes de sellar su triunfo con un gol del artillero Fred en los minutos finales.

Los jugadores salieron del aeropuerto directamente para la sede del club, en el barrio Laranjeiras, donde decenas de miles de hinchas los aguardaban con una gran fiesta. Sin embargo, quizás por la tensión vivida a bordo del avión, el contacto con los aficionados fue breve, lo que enojó a algunos fanáticos, que llegaron a abuchear a los ídolos.