¿Y Perú?: estrellas de la Copa América y sus millonarios fichajes en Europa

Se cerró el libro de pases del mercado europeo. Aquí, los detalles en las transferencias de los mejores jugadores de Sudamérica. No, ningún peruano fue vendido ayer

¿Y Perú?: estrellas de la Copa América y sus millonarios fichajes en Europa

ENRIQUE VERA
Redacción Online

Suena inexplicable. Perú, el tercer puesto en la Copa América de Argentina, apenas salvó el honor en la compra-venta de futbolistas que ayer finalizó en Europa. El pase de Rinaldo Cruzado al Chievo Verona, de la primera división de Italia, dejó, cuanto menos, el camino abierto para uno de los cometidos que Sergio Markarián ha trazado en su plan de trabajo: la exportación de jugadores seleccionables. El mercado europeo cerró anoche su libro de pases y para Sudamérica lo más destacado es la llegada de uruguayos, últimos campeones del torneo sudamericano, a clubes de renombre. Estos son algunos casos:

LA REVANCHA DE FORLÁN. Diego Forlán sonrió ayer para cada foto que el tumulto de hinchas del Inter le pedía a su llegada a la sede del club milanés. Los directivos de su nueva escuadra lo proclamaron como la mejor contratación que han hecho al cierre de fichajes del mercado europeo, pero tal satisfacción, a claras luces, no es la misma para el goleador de Sudáfrica 2010. Forlán dijo que en Italia cerrará un gran ciclo de su carrera jugando en las mejores ligas del mundo –antes estuvo en Inglaterra (Manchester United) y España (Atlético de Madrid)-. Sí, se muestra complacido, pero su arribo a la península está precedido por una despedida nada grata de tienda colchonera. No alternaba como titular desde fines de marzo y ni la consecución de la Copa América, como capitán de la selección uruguaya, fue suficiente para que retome su puesto en España. Anunció que quería irse y esto fue propicio: lo hizo cuando la directiva del Atlético ya cocinaba la contratación de Radamel Falcao como nuevo buque insignia para sus filas. Apenas tres días después de que Forlán se enteró de las tratativas del Atlético por el colombiano, este último estampó su firma (el club español realizó el fichaje más caro de su historia al pagar 40 millones de euros por el cafetero). Forlán partió sonríe en Italia pero no de felicidad, precisamente. Se fue de España en su peor momento y una cotización devaluada. Mal que bien se adjudicará en el Inter unos 3,5 millones de dólares netos por temporada y la gran posibilidad de despedirse con goles. Será su revancha.

EL NUEVO BEATLE. Sebastián Coates, el recio central charrúa de 21 años coronó con su pase al Liverpool un año histórico. La Asociación Uruguaya de fútbol lo eligió, meses atrás, como el Mejor jugador del campeonato de su país, temporada 2010-2011, donde defendió las sedas del Nacional. Y aunque no fue titular en la brillante campaña de Uruguay en la Copa América, los partidos que compartió la zaga con el incombustible Diego Lugano (por cuyo pase el Paris Saint Germain pagó entre 4 y 5 millones de euros al Fenerbahce turco)* le valieron para hacerse del trofeo a Mejor jugador joven del torneo. Se llevó el trofeo, pero dejó tres dientes. En el Estadio Único de La Plata fue Coates quien recibió el codazo de un iracundo ‘Loco’ Vargas, en las postrimerías del partido en que Perú perdió la posibilidad de llegar a la final del torneo sudamericano. El club inglés que ahora tiene al joven uruguayo en sus filas pagó más de 10 millones de dólares por su pase. De estos, ocho quedarán para las arcas del Nacional.

PÉSIMO NEGOCIO. En el 2006, los directivos del Real Madrid no tenían dudas. Vieron en la figura y el garbo de Fernando Gago al emulo perfecto de Fernando Redondo, nervio motor del cuadro merengue entre 1994 y el 2000. Parecía, incluso, que los madrileños buscaban alguien con extremo parecido a su ex crack: se llamaba Fernando y compartía la misma nacionalidad; también el mismo peinado en una cabellera igual de larga. Los madrileños apuntaron entonces a concretar la compra del volante a Boca Juniors y para ello pusieron sobre la mesa 27 millones de euros (39 millones de dólares). Pero Gago no consiguió ganarse la confianza de cada entrenador que tuvo. Fue titular al principio y pasó casi desapercibido para José Mourinho, actual DT merengue. Hubo, sin embargo, algo que lo favoreció sobremanera. Alternó poco en la selección argentina que jugó la Copa América pero propició con esto que a su salida del Real, casi por la puerta falsa, recale en la Roma de Italia. “Mourinho se desprende a última hora de Gago”, anota la prensa española en el cierre de fichajes del mercado europeo. Su pase al club italiano es a préstamo por 7 millones de euros (10 millones de dólares), pésimo negocio tomando en cuenta lo que el cuadro albo pagó por tenerlo, cinco años atrás.

PASTORE Y ROQUE. La titularidad del argentino en su selección ha sido un tema que, casi a nivel de protesta política, levantó a un país. Javier Pastore no encontró un lugar en el once mundialista de Maradona y Sergio ‘Checho’ Batista apenas lo incluyó en el choque de la albiceleste contra Uruguay, en cuartos de final de la Copa América. Una historia que se contrapone a su rol en el Palermo de Italia, donde el gaucho era imprescindible. Ello al punto que su pase al Paris Saint Germain, concretado ayer por 42 millones de euros, es el más caro de la historia del fútbol francés. El cuadro galo se quedó con Pastore en desmedro, nada menos, que del poderoso y multimillonario Chelsea de Inglaterra. El paraguayo Roque Santa Cruz, otro que no tuvo tanta fortuna en la Copa América debido a una lesión, ancló en el Real Betis de España. El Blackburn inglés lo prestó al cuadro ibérico hasta final de temporada por 1,5 millones de euros.