Un insulto le salió caro: Cassano no va más en la Sampdoria

El jugador agredió verbalmente al presidente del club y este acto podría costarle también su futuro en la selección italiana

Un insulto le salió caro: Cassano no va más en la Sampdoria

La Sampdoria decidió rescindir el contrato del delantero Antonio Cassano después de una discusión con el presidente del club Riccardo Garrone.

La discusión entre ambos comenzó el martes después que Cassano rehusó acompañar a Garrone a una cena en la que el futbolista recibiría un premio. El futbolista alegó que estaba cuidando a su esposa embarazada y, tras la insistencia del directivo aceptó ir solo el tiempo necesario para recibir el trofeo.

El problema es que Cassano respondió con palabras muy fuertes al presidente: “No voy a ir a ese hotel de mierda”, fue su primera negativa, y luego insultó al mandamás del club con un “viejo de mierda”, fueron los insultos que profirió según La Gazzetta dello Sport.

El equipo le envió el sábado un telegrama diciendo que estaba suspendido y que le solicitaban la rescisión de su contrato, por lo que el jugador no fue a entrenar. Si Cassano se opone, la liga tendrá que decidir el caso.

La suspensión descarta al ariete de 28 años de la selección italiana, ya que el nuevo técnico Cesare Prandelli dijo que no convocará a jugadores suspendidos por sus clubes.