Italia venció 2-0 a Malta y logró su primera victoria en Eliminatorias

Los italianos sumaron 4 unidades en la tabla del grupo B con goles de Federico Destro y Mattia Peluso

Italia venció 2-0 a Malta y logró su primera victoria en Eliminatorias

Italia, con un gol en los primeros minutos y otro en el tiempo de prolongación, se impuso hoy por 2 a 0 a Malta en su segundo partido de clasificación para el Mundial de Brasil de 2014, una victoria con la que la subcampeona de Europa se resarce del empate cedido con Bulgaria.

El combinado ‘azzurro’ dio muestras de cierta mejoría con respecto al encuentro del viernes pasado en la capital búlgara, aunque pareció enfangarse en su propio juego de toque y pases sin llegar a concretar las jugadas, más allá del tanto tempranero de Mattia Destro y el gol ‘in extremis’ de Federico Peluso.

Destro en el minuto cinco de partido, consiguió controlar un gran pase vertical en profundidad de su compañero Claudio Marchisio, sin duda la pieza clave del juego de Italia, y rematar a puerta con un tiro inapelable para el portero maltés, Andrew Hogg.

De hecho, durante los primeros 45 minutos, en los que Malta jugó a defenderse de los ataques italianos y a intentar sorprender al portero Gianluigi Buffon desde lejos, Marchisio fue el artífice de la mayor parte de las asistencias que llevaron peligro a la portería de Hogg.

Tanto Destro como Osvaldo jugaron toda la primera mitad al desmarque con los pases en profundidad de Marchisio para intentar llevar peligro, lo que llevó al juego a caer en una monotonía de control italiano que terminó por frenar el ritmo del partido.

Ya a la vuelta del vestuario, el seleccionador ‘azzurro’ decidió dar salida al delantero Lorenzo Insigne, en sustitución del mediapunta Alessandro Diamanti, para apoyar la labor de ataque de Destro y Oslvado y propiciar mayores ocasiones de gol.

La salida de Insigne, muy animado por la afición del Estadio Alberto Braglia de Módena (norte de Italia), dio un nuevo empuje a la delantera de la subcampeona de Europa, sobre todo con las acciones de Destro y menos a las de Osvaldo, quien fue sustituido en el minuto 24 tras la reanudación por Giampaolo Pazzini.

Pero no fue hasta el tiempo de descuento cuando un defensa, Peluso, consiguió marcar el segundo y definitivo gol de cabeza al saque de un córner, un tanto que dejó mejor sabor de boca en el combinado italiano y en su afición.