Jugador del Flamengo consoló a su rival con un beso luego de cometerle penal

El centrocampista Willians le pidió disculpas de una manera poco común a Philippe Coutinho, estrella del Vasco y futuro jugador del Inter italiano

Cuando cometen una falta involuntaria, los futbolistas le extienden la mano a su rival, le piden disculpas, o hasta le dan una ‘palmadita’ en el trasero. Pero nunca se había visto esto. Un jugador del Flamengo besó a su rival luego de cometerle una falta que el árbitro sancionó con penal.

Fue el volante Willians, que al minuto 35 golpeó al prometedor delantero Philippe Coutinho, quien cuando cumpla los 18 años será transferido al Inter de Milan. Quizá por el temor de haberlo lesionado y arruinado ese gran futuro, Williams gateó hasta Coutinho y le dio un beso.

“Mi intensión no fue pegarle. Él (Coutinho) es un jugador de mucho talento y le fui a pedir disculpas por si lo hubiera lastimado. No lo hice por querer. Por suerte no pasó nada”, dijo Willians según el diario “Marca”.

“Él ya me había dicho que íbamos a hacer un partido tranquilo, buscando siempre el balón. Creo que se excedió un poco en esa jugada y me vino a pedir disculpas. Está todo bien, que sea por la paz en el fútbol”, declaró después Coutinho.

Al final, el gesto de Willians fue recompensado por la providencia. El portero del Flamengo, Bruno, atajó el penal y más tarde el díscolo goleador Adriano le dio la victoria al ‘Fla’ a los 51’. Cosas del fútbol.