Lionel Messi tuvo una noche perfecta y anotó tres golazos en el triunfo del Barcelona

El argentino demostró ser de otro planeta en el 4-2 que el cuadro catalán le propinó de visita al Zaragoza. El domingo anterior hundió al Valencia con otro triplete y el miércoles se despachó con dos goles ante el Stuttgart. Es la figura del momento

(Foto: AP / Video: YouTube)

Zaragoza (DPA).- Tres nuevas obras de arte del argentino Lionel Messi le dieron hoy al Barcelona una victoria por 4-2 sobre el Zaragoza, suficiente para recuperar el liderato en la Liga española de fútbol.

El equipo azulgrana igualó la línea del Real Madrid, que el sábado derrotó por 3-1 al Sporting de Gijón y mantuvo la distancia de 18 puntos con el Valencia, tercer clasificado.

Messi, que estuvo en duda hasta último momento, se afianzó como el héroe del Barcelona por tercera semana consecutiva gracias a sus tres goles, a los 4, 65 y 78 minutos.

Además, el “Pulga” provocó la jugada del penal convertido por Zlatan Ibrahimovic, a los 90’. En tanto, Adrián Colunga anotó los dos tantos del descuento para el Zaragoza (85’ y 89’).

De hecho, el rosarino marcó los últimos ocho de los últimos nueve goles del Barcelona en el campeonato español y anotó dos tripletes consecutivos en el ámbito local.

Como si fuera poco, Messi convirtió diez de los últimos 13 goles del Barcelona, entre los partidos de Liga y Liga de Campeones, y fue clave en los últimos tres triunfos oficiales del equipo catalán.

Así como sucediera en los duelos contra el Almería y el Valencia, el argentino apareció en los momentos precisos para calmar las aguas de un Barcelona irregular en el traslado del balón.

Desde la mañana del sábado, la presencia de Messi había estado en duda a causa de una inflamación en la boca del crack, que le obligó a perderse el último entrenamiento del equipo.

Messi mantuvo una charla con el técnico de la selección argentina Diego Maradona durante la tarde del sábado en un hotel de Barcelona y luego se dedicó a recuperarse de las molestias y a prepararse para volver a brillar en un campo.

La primera jugada de riesgo del Barcelona finalizó con el primer tanto del héroe en la noche. Pedro Rodríguez desbordó por la izquierda y lanzó un centro al corazón del área, para que Messi cabeceara al pie cambiado de Roberto y facilitara el desarrollo del juego de los catalanes.

El Barcelona disminuyó la intensidad una vez encontrada la ventaja en el marcador. Las ausencias de Xavi Hernández y Andrés Iniesta fueron dos puntos importantes en las complicaciones. Si bien el Zaragoza no representaba una amenaza tan fuerte, la imagen de los azulgranas dejaba cierto grado de preocupación para el entrenador.

Mientras la incertidumbre se apoderaba del encuentro, fue hora de que Messi expusiera la joya de la noche. El argentino robó el balón en la mitad del campo y encaró una jugada individual hacia la portería, en la que incluyó dos rivales desparramados por el suelo y un zurdazo cruzado junto al palo.

Messi aumentó su reinado futbolístico con otra definición de maravilla en la entrada al área rival y, después de que el Zaragoza ajustara el resultado con los dos tantos de Adrián Colunga, elaboró otra jugada de videojuego para provocar un penal a favor.

Ya sobrado de gloria, el “Pulga” le cedió la ejecución del penal a Ibrahimovic, quien había fallado goles de manera increíble y necesitaba romper su malaria con un tanto.

El Barcelona volvió a la cima de la liga española y Lionel Messi se afianzó como el rey de fútbol mundial.