¿Nadie los quiere?: los jugadores sin equipo para el Descentralizado 2012

A poco del cierre de pases en el torneo peruano, un repaso a los futbolistas con campeonatos y paso por selección que se quedarían sin jugar este año

¿Nadie los quiere?: los jugadores sin equipo para el Descentralizado 2012

ENRIQUE VERA @kiquevera
Redacción Online

Amilton Prado. Ocho meses de sueldos impagos o –en sus palabras- 40 mil dólares que hasta ahora Alianza no le cancela y la cercanísima posibilidad de quedarse este año sin jugar, han puesto al ‘Cholo’ a dar gritos desesperados. Se pasó enero asegurando que Chemo del Solar le había dado su palabra, que ya no priorizaba el tema económico “sino jugar” y de llegar a Ate, “mataría por la crema”. Pero en la ‘U’, desde el frente que encabeza Julio Pacheco, precisamente, las cosas en torno a una eventual llegada del lateral están claras: “¿Prado?, no de ninguna manera”, respondió un dirigente. En los últimos días, Amilton optó por enviarle mensajes entre líneas al DT merengue vía la prensa “Sigo esperando su llamada” y otros, con munición gruesa, al titular íntimo, Guillermo Alarcón: “Me dijo que estaba en sus planes para el 2012. Le hice caso y deseché ofertas. Ahora estoy sin trabajo por su culpa”.

Julio García. Todavía arrecia el temporal que empezó para el volante a mediados del 2010, cuando en las arcas de Cienciano no había ni para los rehidratantes y el ‘rojo’ empezaba una caída que casí lo lleva al descenso. El año pasado tuvo una ardorosa disputa con el técnico Marcelo Trobbiani que terminó con ambos fuera del club. Y aunque pareció haberse hecho justicia con su reincorporación para el último tramo del Descentralizado, esto resultó trágico para el ‘Pincel’. Una rotura de ligamentos durante el choque de vuelta con la ‘U’, lo mantendrá en recuperación hasta junio próximo, cerca del final de su contrato con el cuadro imperial. En Cusco, para nadie es un secreto que a García no se le renovará el vínculo. Tampoco para él, tal parece, pues ya presentó una demanda a la Agremiación donde exige a Cienciano el pago de unos 66 mil dólares por deudas. “No inflé ni un sol”, afirmó el ex campeón de la Sudamericana.

Roberto Silva. Solo una crisis institucional como la que ahora castiga a Universitario y Alianza Lima podría haber puesto en su agenda, o la de sus técnicos, a un jugador de casi 36 años, con un promedio de gol bajísimo y que el año pasado casi no se movió del banco de la San Martín. Por lo menos, eso era lo que el artillero señalaba inicios de año. Tenía una “buena oferta del Boys” pero la postergaba por “una posibilidad en la ‘U’”, de la cual tampoco se ofreció información oficial. Luego de la pretemporada íntima en Chile, el ‘Tanque’ también habría aparecido en la libreta de Pepe Soto como eventual refuerzo pero nadie en La Victoria ha declarado aún al respecto. Hay algo concreto en cuanto a Silva por estos días, eso sí. En Perú, solo ha jugado en clubes con campeonatos nacionales –Alianza, Cristal, San Martín- e internacionales (Cienciano). Lo suficiente para poner en lista de espera cualquier propuesta actual de club chico. Sobre todo esas ofertas que llegan con el destino escrito: jugar su última temporada y pasar en silencio al archivo.

Martín Hidalgo. Quien fuera ‘El trotamundo’ ha jugado por 14 equipos distintos entre Europa y Sudamérica y campeón del orbe con el Inter de Brasil (2006), ahora toca puertas en busca de su última chance. Se desvinculó de Cienciano al término del 2011, año que le trajo mayor figuración en los medios por su romance, ruptura y secuelas en redes sociales con la cantante Lesly Shaw, y ahora, como otros a punto de quedarse sin club, también sostiene que “sería lindo” anclar en la ‘U’. Que es “un profesional” y en tanto se dedique a entrenar “esperaría que los problemas administrativos en la crema se resuelvan”. Que pasó en el ‘rojo imperial’ crisis similares y sabe cómo afrontarlas. Y, ojo, que todavía “ningún dirigente merengue se acercó a hablar con él”. Mensaje estilo Prado que hasta ahora no tiene rebote, pero asegura que se mantiene en espera.

Pedro Aparicio. La tarde del domingo 7 de diciembre del 2008 debió ser el jugador más querido de los últimos años en Matute. Ídolo por un día. Su gol a Cristal, cabezazo que perforó el arco de Erick Delgado, salvó a Alianza de jugarse en la última fecha del Descentralizado la permanencia en primera división. Y fue ese mismo día de gloria para Kohji, el que marcó el inicio de una larga caída libre que hoy lo hace mirar desde afuera al club que alguna vez puso a salvo. Jugó poco el 2009, al año siguiente no fue considerado en el plantel que enfrentó la Copa Libertadores y el 2011 Gustavo Costas también lo borró de su lista para el torneo continental. El back tuvo que contentarse el año pasado con jugar el campeonato de reserva y a veces ni eso. En paralelo, iba acumulando meses de sueldos impagos, lo cual en enero último lo hizo estallar. “El trato que recibí no se le da a nadie. No te puedes olvidar de pagarle nueve meses a alguien”, se quejó Aparicio. Decidió dejar tienda victoriana y tramitar sus salarios pendientes por fuera. Hoy no tiene equipo e integra el combinado de la Agremiación de Futbolistas.

Giulliano Portilla. Su CV quizás sea el más atractivo de los futbolistas peruanos en actividad para el campeonato Descentralizado. Tome nota: tricampeón con la ‘U’ y subcampeón con León de Huánuco; además fue parte del histórico plantel de Cienciano que alzó la Copa y la Recopa Sudamericana. A claras luces, un refuerzo de lujo…de no ser por sus 38 años. El 2011 todavía alternó en algunos partidos por León pero a la llegada de mayores refuerzos para el cuadro huanuqueño, que enfrentará la Sudamericana, Portilla tuvo que salir. Hace unas semanas, esa avalancha que anunciaba traer de vuelta a la ‘U’ a jugadores casi fuera del fútbol, como Paolo Maldonado, Marko Ciurlizza o Mauro Cantoro, también contempló su nombre. Incluso se especuló que un empresario lo había ofrecido junto con Martín Hidalgo y Amilton Prado, aún en medio de la caótica situación económica en predio merengue. El correcto lateral, a diferencia de varios futbolistas sin equipo, ha sabido mantenerse en silencio. De ser el final de su carrera, es mejor que lo coja como siempre se mostró en la cancha y fuera de esta: prudente.