Oh, diosas: un repaso a las mujeres que conquistaron a las estrellas de Sudáfrica 2010

La paraguaya Larissa Riquelme no es la única ‘Novia del Mundial’. De distintas nacionalidad (y medidas) hay mujeres que fueron la inspiración para las mejores actuaciones de los seleccionados mundialistas. Conózcalas

Por Miguel Villegas

ZAIRA NARA Y DIEGO FORLÁN
Hubo una vez una defensa que el mejor jugador del mundo 2010 no pudo pasar. No eran grandotes ni musculosos ni macheteros; era una menuda argentina de medidas 90-58-90 cuyos modales eran los de una modelo. Se llama Zaira Nara, y esa noche del 2008 le dijo a Diego Forlán que podían dormir juntos, pero en el medio ella pondría un enorme oso de peluche. “Así marqué mi territorio, je”, dijo la más tímida de las hermanas Nara (la otra, Wanda, es un huracán). Pero Forlán es un genio y ninguna defensa se le resiste. Un año después de coqueteos, le pidió comprometerse. Después, todo bien. Diego es el mejor del mundo en la cancha (se lo dijo Zaira vía Twitter). Y en la otra cancha, también.

SARA CARBONERO E IKER CASILLAS
Iker Casillas abraza la pelota como si se tratara de su novia. Y si la novia es Sara Carbonero, entonces no la sueltas más. El mejor arquero del Mundial se enamoró de la periodista española y dejó a la Miss España por ella. La historia se conoce: La Princesa (“Sara”, en hebreo) va a buscar al nuevo rey (de España) el minuto posterior a la obtención de la Copa del Mundo y él le da un beso. Un beso que se quitó de encima después de un mes de concentración.

SARAH BRANDNER Y BASTIAN SCHWEINSTEIGER
Es el crack escondido. El hombre que no ganó premios, pero sumó puntos bonus a su prestigio. Se llama Bastian Schweinsteiger y no solo es un volante en vías de extinción; también su novia. Bastian ha conquistado a una de las modelos más cotizadas de Alemania: Sarah Brandner. La rubia intuía que este iba a ser el mundial de su novio, y se destapó: hizo “topless” para Sports Illustrated.

LISA Y THOMAS MULLER
Es una mona Lisa. Alemana como él, ojos verdes y sonrisa de quinceañera, Lisa Muller es la esposa de Thomas, el goleador que la selección germana presentó en sociedad en esta Copa del Mundo y que, como exige el apellido, fue un auténtico bombardero. Modelo de 1,78 m, aceptó casarse con él en la Nochebuena del año siguiente. Thomas Muller fue hasta la casa de sus futuros suegros y allí, en la puerta, le pidió matrimonio. Cuando Muller esperaba respuesta, con el semblante nervioso del que acaba de fallar un gol en la final, Lisa le dijo que sí.

YOLANTHE CABAU Y WESLEY SNEIJDER
El pelado Sneijder no ganó la copa pero igual es un campeón. Mañana, si todo sale bien, se casará en Castelnuovo, Italia, con la modelo holandesa Yolanthe Cabau. ¿Saben cuánto durará la boda? Tres días. Y tienen un plancito de comprar una isla para irse de vacaciones. Si el ‘10’ tulipán, uno de los goleadores de la copa, hubiese salido campeón, fácil se dedicaba un mes al casorio. Y sin contar la luna de miel.
**